jueves 19.09.2019

El PP y Cs se concentran para apoyar a la mujer agredida por quitar lazos amarillos

Unas seiscientas personas, según la Guardia Urbana, se concentraron ayer junto a dirigentes de Ciudadanos y del PP frente al parque de la Ciutadella de Barcelona para mostrar su apoyo a la mujer que el pasado día 25 fue agredida en este lugar cuando retiraba lazos amarillos junto a su marido y sus hijos.

El presidente de Cs, Albert Rivera, y la líder de esta formación en Cataluña, Inés Arrimadas, entre otros dirigentes, apoyan en Barcelona a la mujer agredida cuando retiraba lazos amarillos | efe
El presidente de Cs, Albert Rivera, y la líder de esta formación en Cataluña, Inés Arrimadas, entre otros dirigentes, apoyan en Barcelona a la mujer agredida cuando retiraba lazos amarillos | efe

Unas seiscientas personas, según la Guardia Urbana, se concentraron ayer junto a dirigentes de Ciudadanos y del PP frente al parque de la Ciutadella de Barcelona para mostrar su apoyo a la mujer que el pasado día 25 fue agredida en este lugar cuando retiraba lazos amarillos junto a su marido y sus hijos.
En la concentración, convocada por Ciudadanos bajo el lema “Por la convivencia y contra la violencia”, participaron el presidente de Cs, Albert Rivera; la líder de esta formación en Cataluña, Inés Arrimadas; la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat; y el presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz; entre otros. 
Rivera y Arrimadas fueron aclamados al grito de “presidente” y “presidenta”, y a los Mossos se les recriminó su actuación durante las votaciones del 1 de octubre y se les tildó de “Policía política” por parte de algunos manifestantes.
En la concentración se vieron muchas banderas españolas y alguna con el logo de Ciudadanos, se lanzaron proclamas como “Puigdemont, a prisión” y se gritó  repetidas veces contra los Mossos d’Esquadra y TV3.

Puñetazos a un cámara
Precisamente, un cámara de televisión de Telemadrid recibió varios puñetazos en la cara al ser confundido con un operador de TV3 en la concentración.
En declaraciones antes del inicio de la concentración, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, que también fue increpada por algunos participantes, responsabilizó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por “omisión y dejadez de sus funciones”, del “incremento de la ruptura, de la convivencia” en Cataluña.
La exministra, que acusó a Sánchez de ser “amigo y cómplice de los independentistas”, instó al jefe del Ejecutivo a aparcar la “pasividad” del Gobierno y a proteger a los catalanes que defienden “la unidad, la ley y la convivencia”.
Rivera, por su parte, acusó a Sánchez de “abandonar a millones de catalanes” ante la “fractura social y la ruptura de la convivencia” en Cataluña. El líder de Ciudadanos pidió también al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que “rectifique” y retire los símbolos “ideológicos e independentistas” de los espacios públicos y de las instituciones que “son de todos”. 
Precisamente, horas antes, Rivera y Arrimadas retiraron en las calles de Alella (Barcelona) lazos amarillos, debido, dijeron, a la “pasividad” de Pedro Sánchez, a quien el líder de la formación naranja le pidió que “reaccione”.
Rivera y Arrimadas visitaron la localidad barcelonesa de Alella, en cuyo ayuntamiento luce un lazo amarillo y una pancarta con el lema “libertad presos políticos”. Durante la visita a esta población, Rivera y Arrimadas retiraron lazos amarillos colocados en una valla de protección de la calle, ante los aplausos de algunos simpatizantes y los abucheos e insultos de varios vecinos. Rivera explicó que han querido “limpiar el espacio público” de simbología independentista e ideológica como hacen otros muchos ciudadanos, una acción que mantendrán hasta que Sánchez aparque la “pasividad” y “reaccione” ante esta “ocupación” garantizando la convivencia y la neutralidad. “La Cataluña de todos necesita espacio de todos” en aras de la convivencia y “eso tiene una palabra: neutralidad”, reivindicó.
Según Rivera, muchos catalanes están retirando lazos amarillos cuando esto debería hacerlo el Estado, porque estamos en una “situación de excepción en la que el Estado no hace su trabajo y el Gobierno mira hacia otro lado” 
Arrimadas, por su parte, denunció que los independentistas quieran “patrimonializar” un espacio público que es de “todos” con unos símbolos que “excluyen a más de la mitad de los catalanes”. La jefa de la oposición advirtió, además, de que esta “ocupación” del espacio es un “motivo de conflicto social”. 
Después de que Rivera y Arrimadas retiraran los lazos amarillos, algunos vecinos los volvieron a poner.
Por otro lado, un grupo de unas 80 personas ataviadas con monos blancos retiraron en la madrugada de ayer centenares de lazos amarillos de diversas poblaciones de Girona.
Los integrantes de estas “brigadas de limpieza”, como se autodenomina el grupo, se reunieron en Cabrera de Mar (Barcelona) y desde allí salieron en  coches hacia las comarcas de Girona para arrancar simbología independentista de municipios “con un alto índice de plástico amarillo”. Los miembros de la brigada actuaron con la ayuda de grandes escaleras y vestidos con monos de papel de color blanco que les tapaban la cabeza y con mascarillas.

Comentarios