lunes 24.02.2020

La posible abstención de ERC da aire a la investidura de Pedro Sánchez

Lastra pide responsabilidad los nacionalistas y Montero asegura que no habrá pactos sobre el procés

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra ,durante la reunión hoy con el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, dentro de los contactos del PSOE con los distintos partidos con representación parlamentaria de cara a la formacion del Gobierno. EFE/Javier Lizón.
La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra ,durante la reunión hoy con el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, dentro de los contactos del PSOE con los distintos partidos con representación parlamentaria de cara a la formacion del Gobierno. EFE/Javier Lizón.

La investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno parece más factible ayer tras la reunión que el PSOE celebró en el Congreso con ERC, cuyo portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, dejó entrever que su partido baraja la abstención al asegurar que no desea, por el momento, “bloquear absolutamente nada”.


Rufián, en la larga rueda de prensa que protagonizó en la Cámara Baja tras entrevistarse durante una hora con la portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra, se desenvolvió entre declaraciones inconcretas pero con un mensaje nítido: el punto de partida de la formación catalana es facilitar las cosas por cuanto Sánchez fue el ganador de las elecciones.

El conflicto
Entre ese punto de partida y lo que suceda en la sesión de investidura, para lo que no hay fecha prevista, se prevé no obstante un camino de diálogo que ERC quiere que pase por “el conflicto” de Cataluña.


Rufián eludió en todo momento pronunciar la palabra “abstención”, que es la que más está empleando el PSOE una vez constató, tras la primera ronda de contactos con los grupos, que la investidura de Sánchez se mueve entre números muy ajustados.


Descartada la abstención de Coalición Canaria y casi descartada la de UPN, ya que el PSOE insiste en que su líder navarra, María Chivite, se presente a la investidura como presidenta de la comunidad, a Sánchez le hace faltan abstenciones en otros grupos, y ERC no excluye esta posibilidad. Para empezar, Rufián se congratuló de que Esquerra haya sido una de las formaciones incluidas en la ronda de contactos que el PSOE comenzó el martes, y más adelante se felicitó por haber tenido como interlocutora a Lastra porque representa un Partido Socialista diferente al de “–Emiliano– García Page, –Javier– Lambán o –Josep– Borrell”.
Asimismo, recordó las coincidencias que el partido catalán tiene con los socialistas en políticas de “izquierdas”, en la consolidación de derechos o en ámbitos como el de la dependencia.


Lastra, al respecto, aportó un dato significativo: de todos los reales decretos leyes que el Gobierno de Sánchez llevó al Congreso durante la pasada legislatura, ERC apoyó todos menos uno.

Nuevas elecciones
Sin salir del territorio común, Rufián y la portavoz del PSOE destacaron que celebrar nuevas elecciones en el caso de que no salgan los números de la investidura de Sánchez sería “irresponsable” (palabra empleada por el diputado catalán) o algo que “no quiere nadie” (expresión de la diputada socialista).


Por consiguiente, ERC no quiere bloquear nada, sino al contrario, quiere que comience la legislatura, pero advirtió de que esto no supone entregar al PSOE “un cheque en blanco”: hay que seguir dialogando y hay que abordar el problema de Cataluña, ante lo que Rufián reclamó un Partido Socialista “valiente”.

En realidad, sí la hay, una nueva convocatoria electoral, pero el PSOE no la quiere ni ERC tampoco. Por tanto, lo más adecuado es desbloquear la investidura y que Sánchez forme Gobierno “lo antes posible”, y eso implica “o votar a favor o la abstención”, ha advertido Lastra. Como ERC no ha descartado la segunda opción, Sánchez tiene ayer más cerca seguir siendo presidente.


Mientras, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, aseveró ayer que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez “no va a pactar nada con los grupos independentistas” catalanes, y “mucho menos” sobre cuestiones que tengan que ver con el “desarrollo judicial” del llamado procés.


Así lo indicó Montero a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que Esquerra Republicana de Cataluña se abstenga en la investidura .


Montero argumentó que lo que ERC “ha expresado” en el marco de la ronda de contactos que el PSOE está llevando a cabo con los grupos parlamentarios de cara a la investidura de Sánchez “no es exactamente el apoyo” a la misma, “sino que no iban a obstaculizar que la investidura pudiera continuar su camino”, y “para evitar que se pudieran celebrar futuras elecciones, porque PP y Ciudadanos (Cs) no expresaron su disposición a que la investidura tome cuerpo.

Comentarios