Miércoles 26.06.2019

Policías y guardias civiles consideran que Zoido se “lavó las manos” en el juicio del “procés”

El exministro del Interior se desvinculó del despliegue y de las cargas durante el referéndum ilegal

Juan Ignacio Zoido llega al Supremo para prestar declaración | aec
Juan Ignacio Zoido llega al Supremo para prestar declaración | aec

Sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles mostraron su decepción por la comparecencia en el juicio del “procés”, en calidad de testigo, del exministro del Interior Juan Ignacio Zoido al considerar que se “lavó las manos” respecto a la ocurrido el 1-O y no hizo una defensa a ultranza de los agentes.


Zoido declaró el jueves en el Tribunal Supremo, donde se desvinculó del operativo policial y de las cargas durante el referéndum del 1 de octubre, un día en el que la Policía actuó de forma “proporcionada” frente al dispositivo “totalmente insuficiente” de los Mossos, que no cumplieron con lo prometido, dijo.


El exministro indicó que ni él dio la orden a la Policía y la Guardia Civil de intervenir el 1-O ni tampoco la de poner fin a las cargas. Fue una decisión que tomaron los “operativos” y él no la examinó porque no acostumbra a “valorar los dispositivos”.

Falta de acierto
Ante su declaración, el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cosío, indicó que “alguna responsabilidad tenía que tener” el máximo dirigente del ministerio”, pero insistió en la falta de acierto de Interior a la hora de designar a “un militar”, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, al frente de la fuerzas de seguridad.


“No fue acertado y las consecuencias acreditan que así ha sido”, enfatiza Cosío, quien, no obstante, también subrayó que el dispositivo “sale mal” también porque “hay un actor”, los Mossos, que tenía la responsabilidad de cerrar las tres cuartas partes de los colegios “y no lo hizo”.


Y reiteró que la responsabilidad no fue de los mandos operativos, sino de Pérez de los Cobos, “que es quien diseñó el dispositivo y tiene que tener toda la información necesaria de inteligencia y demás para dimensionar adecuadamente ese dispositivo”.


Mientras, el portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Juan Fernández, consideró que la declaración de Zoido fue “decepcionante” al “no asumir su responsabilidad cuando ejercía como ministro”.


“No reconoce que da la orden de cargar y esto debe provenir de una autoridad gubernativa”, resaltó Fernández antes de añadir que “como ministro, independientemente de que diera o no la orden, tenía que tener conocimiento y saber quién la dio”,


En suma, su intervención “vuelve a poner de manifiesto lo difícil que es ejercer la función de policía y de guardia civil” y “decepciona a todos los hombres y mujeres que estuvieron en esa época bajo sus órdenes”.


Desde la Unión Federal de Policía (UFP), su portavoz, José María Benito, asegura que la comparecencia de Zoido “pareció más la de un acusado que la de un testigo” porque, entre otras cosas, estuvo “a la defensiva”. “Nos ha decepcionado sobremanera”, apostilló. 


A los policías, añade Benito, les molestó que no hiciera “una defensa a ultranza” de la actuación esos días de las fuerzas de seguridad del Estado, que respondiera con “evasivas” y que “no haya dado la cara” por sus agentes en Cataluña, que “hicieron un trabajo que no les correspondía hacer, el de los Mossos”.


Otras asociaciones consultadas, como la Asociación pro Guardia Civil (Aprogc), prefirieron esperar a las declaraciones la próxima semana del exsecretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto.

Comentarios