viernes 27/11/20

Podemos achaca su caída a la campaña del miedo y la negociación tras el 20D

Podemos ya ha hecho balance de los resultados de las elecciones del 26 de junio, en las que perdió junto a IU más de un millón de votos, y ha llegado a la conclusión de que las negociaciones en el Congreso tras las elecciones del 20 de diciembre y su gestión en el Parlamento, así como la campaña del miedo emprendida contra ellos, son los principales factores que explican esa pérdida de apoyo, según explicaron ayer fuentes de la organización.

Iglesias mira su móvil mientras Montero habla con Echenique y Errejón, con Bescansa
Iglesias mira su móvil mientras Montero habla con Echenique y Errejón, con Bescansa

Podemos ya ha hecho balance de los resultados de las elecciones del 26 de junio, en las que perdió junto a IU más de un millón de votos, y ha llegado a la conclusión de que las negociaciones en el Congreso tras las elecciones del 20 de diciembre y su gestión en el Parlamento, así como la campaña del miedo emprendida contra ellos, son los principales factores que explican esa pérdida de apoyo, según explicaron ayer fuentes de la organización. Es decir, ya habían perdido a parte de sus votantes antes de la campaña y el acuerdo con IU.
Así se desprende de los informes que tres de los principales dirigentes de la formación morada –el secretario Político, Íñigo Errejón, la secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa, y el secretario de Organización, Pablo Echenique– presentaron durante la reunión del Consejo Ciudadano celebrada en Madrid para analizar esos resultados y afrontar el nuevo ciclo que se abren en Podemos.
Por un lado, consideran que los meses transcurridos entre las elecciones de diciembre y la nueva convocatoria electoral  y la gestión que durante ellos hizo Podemos de las negociaciones parlamentarias explican la pérdida de votos. Según el informe de Bescansa, la sensación de que no fue posible llegar a un acuerdo con el PSOE contribuyó a alejar la posibilidad de un cambio y llevó a muchos votantes que sí apoyaron a Podemos en diciembre a abstenerse.

peso institucional
Del informe presentado por Errejón se desprende además que “subestimaron el peso institucional” y su paso por el Parlamento, ya que han llegado a la conclusión de que la repetición electoral no se ha asumido con normalidad sino que se ha castigado. No obstante, no señalan cuestiones concretas, como podría ser su decisión de no apoyar la investidura del candidato socialista. También han detectado como factor negativo el hecho de que los votantes hayan percibido cierta “disonancia” entre el discurso empleado durante su corta actividad parlamentaria –con polémicos momentos como la “cal viva” de Iglesias o la rueda de prensa en la que ofreció a Sánchez la Vicepresidencia– y el que usaron después durante la campaña, que centraron en tender la mano al PSOE y coparon con discursos y lemas en positivo.
Entre los círculos consultados por Echenique también se ha percibido que esas negociaciones y esos meses en el Parlamento han afectado “ligeramente” en la pérdida de votos. Por todo ello, Podemos asume ahora que en mayo ya había perdido a gran parte de ese millón de votantes que el 26 de junio decidió abstenerse; es decir, antes de cerrar su acuerdo con Izquierda Unida. De hecho, su conclusión tras hacer balance y análisis es que son más los votantes de IU que se han abstenido que los de Podemos. 
Por otro lado, la campaña del miedo emprendida por el PP, el PSOE y C’s contra la posibilidad de que Podemos llegara al poder les ha influido muy negativamente ya que contribuyó, según los informes, a incrementar la “incertidumbre” que genera el partido entre los sectores de mayor edad y más rurales.

Comentarios