• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Pedro Sánchez defiende un “referéndum” por el autogobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió ayer la celebración de un “referéndum” en Cataluña por el autogobierno, no por la independencia y aseguró que lo que está en juego hoy en esta comunidad “

Pedro Sánchez defiende un “referéndum” por el autogobierno
Pedro Sánchez y Quim Torra | aec
Pedro Sánchez y Quim Torra | aec

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió ayer la celebración de un “referéndum” en Cataluña por el autogobierno, no por la independencia y aseguró que lo que está en juego hoy en esta comunidad “no es la independencia, sino la convivencia”.
En una entrevista en la Cadena Ser, el presidente aclaró que se estaba refiriendo a una reforma del Estatut, que debería ser aprobada por los catalanes en referéndum. Se corregiría así, en su opinión, el “problema político” que representa que el Estatut en vigor no sea el que votaron los catalanes, puesto que el Constitucional lo recortó tras un recurso del PP.
Sánchez presentó esta consulta obligatoria sobre un Estatut reformado como un referéndum sobre el autogobierno al ser preguntado por la insistencia del presidente catalán, Quim Torra, de negociar un referéndum de autodeterminación como única solución al conflicto. “Sin duda alguna (la solución) es un referéndum por el autogobierno, no por la autodeterminación”, dijo.

Aplicación del 155
El presidente también defendió el artículo 155 de la Constitución y aseguró que se trata de un “instrumento perfectamente constitucional y legítimo para poder volver a reubicar a Cataluña en el Estatuto y en la Constitución”. No obstante, considera que no se produjeron las circunstancias para tener que aplicarlo de nuevo, aunque sí precisó que “en el momento en el que se produzcan, el Gobierno de España lo hará”.
Preguntado si se comprometió con los independentistas a no volver a recurrir al 155 a cambio de su apoyo en la moción de censura, Sánchez respondió que en ocasiones se ve obligado a responder “a cuestiones que nunca se han producido”
Sánchez instó de nuevo al independentismo a hacer “autocrítica” y a asumir que el mandato del Govern de Quim Torra no es el que emanó del referéndum ilegal del 1 de octubre, en el que participó supuestamente un 43% de los catalanes –no hubo garantías para dar por buena esta cifra–, sino que se debe a la voluntad expresada por los catalanes en las autonómicas del 21 de diciembre, donde participó el 79% de la población y donde el independentismo logró una mayoría de escaños, pero no de votos.
En este otoño, “no hay que ahondar en las heridas” provocadas por el procés hace un año, “sino curarlas”. “La Generalitat tiene que abrir un diálogo con la otra parte de Cataluña”, insistió, antes de denunciar que no tiene “ningún sentido” que el Parlamento catalán permanezca cerrado en septiembre.
Al Gobierno de España le corresponde “sentar las bases” para recuperar la lealtad institucional con el Govern, de ahí su determinación de poner en marcha diversas comisiones bilaterales previstas en el Estatut, explicó.
La polémica por la colocación y retirada de lazos amarillos en solidaridad con los presos del procés y que ya derivaron en al menos dos agresiones está demostrando, a juicio del presidente, que “hacen falta menos gestos y más responsabilidad”.
Sánchez afirmó que su Gobierno “está en contra de todos los símbolos que dividan, que separen, no unos sí y otros no, de todos”, y sobre todo cuando se trata de instituciones públicas donde tiene que estar representada la voluntad del conjunto de catalanes. Ahora mismo, esa voluntad “no está representada”. l