sábado 5/12/20

El Pacto Antiterrorista defiende la memoria de las víctimas pero no entra en detalles sobre los presos

El ministro de Interior promete una “aplicación estricta de la ley” tras el anuncio de disolución de ETA

El ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, junto a los asistentes a la reunión del Pacto Antiterriorista | zipi (efe)
El ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, junto a los asistentes a la reunión del Pacto Antiterriorista | zipi (efe)

Todos los partidos políticos defendieron la memoria de las víctimas en la derrota de ETA en el marco de la reunión extraordinaria del Pacto Antiterrorista celebrada ayer en el Ministerio del Interior. Durante la cita, según comentaron sus participantes, no se entró en detalles sobre los presos etarras, aunque el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se comprometió a una “aplicación estricta de la ley”.
Zoido se congratuló de que la reunión haya servido para defender la memoria de las víctimas y para subrayar que el Estado de Derecho ha derrotado a la banda, reiterando el compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy para combatir las “alusiones a una falsa responsabilidad compartida” o las “distinciones entre víctimas”, como hizo ETA en sus comunicados de disolución.
“No lo vamos a permitir, no lo vamos a consentir”, enfatizó a este respecto Zoido, que repitió en varias ocasiones que los antiguos dirigentes y terroristas de ETA “no tienen otro camino que cumplir la ley”. “No habrá impunidad ni contrapartidas, no vamos a premiar a ETA por reconocer su fracaso y su derrota”, señaló.
Según los diferentes portavoces, la reunión del Pacto Antiterrorista sirvió para subrayar la unidad de los demócratas frente al terrorismo de ETA, sin que se haya entrado a debatir en profundidad sobre otras cuestiones polémicas. Pese a las preguntas de la prensa, Zoido evitó polemizar sobre la ausencia del PNV o contestar sobre la propuesta de esta formación para llevar al Estatuto la constitución de Euskal Herria, con la anexión de Navarra y del País Vasco francés.

Acreditación
Zoido reiteró en varias ocasiones que habrá cumplimiento “escrupuloso” de la legislación vigente sobre el acercamiento o los beneficios penitenciarios. “Hay que cumplir con una serie de requisitos que no es rellenar un formulario”, señaló, “se trata de acreditar a lo largo del tiempo una serie de conductas y actitudes”. Se refería a la exigencia de que los beneficios individuales, como se hace desde hace décadas, se aprueben previo rechazo del preso a la violencia de ETA, la colaboración con la Justicia y el pago de las responsabilidades civiles.
Al Pacto Antiterrorista de ayer se sumó el PDeCAT, aunque su diputado Carles Campuzano renunció a comparecer ante la prensa. El PP, el PSOE, Podemos, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Partido Aragonés, Coalición Canaria y UpyD son el resto de partidos que participaron de la reunión adelantada el pasado viernes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su declaración institucional coincidiendo con el acto en Francia en el que los mediadores anunciaban la disolución de ETA. Además del PNV, ERC tampoco asistió.
La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, habló de día “agridulce” por mezclar la alegría de la derrota de ETA con el recuerdo de sus víctimas, eludiendo entrar en otras cuestiones como la flexibilización de la política penitenciaria. 
Rafa Mayoral, de Podemos, pidió una investigación sobre “todas las violaciones de derechos humanos” durante la existencia de la banda terrorista, congratulándose por su desaparición. Según él, los presos etarras deberían cumplir sus penas “lo más cercano a sus domicilios, como cualquier preso”. El diputado de Cs Juan Carlos Guirauta puso el acento en que ha habido “vencedores y vencidos” y en que los presos de ETA “no pueden tener beneficios” por dejar de matar”. En esta idea insistió el portavoz del PP, Carlos Rojas, subrayando que habrá cumplimiento íntegro de las condenas “sin contrapartidas”. Además, realizó una petición: “tienen que desaparecer los actos de homenaje a ETA”.

Minoritarios
Los partidos minoritarios firmantes del Pacto Antiterrorista también respaldaron la tesis general de recuerdo a las víctimas. Tomás Aparicio, de UPYD, abogó por no cometer los mismos errores que con el IRA en Irlanda, donde las víctimas han sido “marginadas” y el Sinn Fein “ocupa” ministerios e instituciones. En este sentido, criticó que ETA haya conseguido la legalización de sus “herederos políticos” o que aún haya armas que no han entregado. El representante de UPYD dijo que esto último lo han expuesto a puerta cerrada los mandos policiales presentes en el Pacto Antiterrorista. Zoido y el resto de portavoces tuvieron palabras de agradecimiento para las Fuerzas de Seguridad por conseguir derrotar a la banda terrorista.

Comentarios