miércoles 25/11/20

El número dos de Interior explicará su reunión con el hermano de González

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, afirmó ayer que comparecerá en el Congreso para explicar su reunión el pasado marzo con Pablo González, hermano del expresidente madrileño Ignacio González, porque no tiene “nada que ocultar”.

Vehículos de la Guardia Civil custodian la llegada de Ignacio González al juzgado | J. J. Guillén (efe)
Vehículos de la Guardia Civil custodian la llegada de Ignacio González al juzgado | J. J. Guillén (efe)

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, afirmó ayer que comparecerá en el Congreso para explicar su reunión el pasado marzo con Pablo González, hermano del expresidente madrileño Ignacio González, porque no tiene “nada que ocultar”.
En declaraciones a los periodistas en un acto del Partido Popular en Priego de Córdoba, Nieto afirmó que si el PSOE no pide su comparecencia en la Cámara Baja, como los socialistas ya han anunciado que harán, él lo solicitará a petición propia y dará las explicaciones que hagan falta sobre su reunión el pasado 8 de marzo con Pablo González, que tuvo lugar un día después, según el juez, de enterarse este último de que su hermano estaba siendo investigado por el caso “Lezo”.
“Estoy absolutamente tranquilo, creo que es mi obligación y creo que en los momentos que vivimos la sociedad española necesita que se den todos los datos que se tengan que dar sobre cualquier cosa que pueda impulsar a tener alguna duda sobre cualquier tema relacionado con hechos como los que aparecen en esta operación”, aseguró el número dos de Interior.

Sin relación
Nieto añadió que él no conocía los hechos que se investigaban en la operación “Lezo” porque estaba bajo secreto sumarial y que, de haberlos sabido, “lo último” que habría hecho “es tener alguna relación con la persona investigada”.
Nieto afirmó también que desconocía el auto del juez Eloy Velasco por el que mandó a prisión a los hermanos González, en el que se habla de la reunión “con un secretario de Estado”, pero precisó que si en él hay alguna referencia a algo que dependa de él lo comunicaría: “Por supuesto que estaré encantado de trasladarlo en el Congreso, en la comisiones correspondientes o en el ámbito que sea necesario”.
El secretario de Estado también aprovechó para alabar el “trabajo fantástico” que ha hecho la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la investigación de esta nueva causa de corrupción política y garantizó su secreto. “Yo soy una persona ajena a la investigación y por tanto desconocía su contenido, lo conocí cuando la operación se produce el pasado miércoles y evidentemente no podía tener acceso a nada que tuviera que ver con la investigación”, afirmó Nieto durante el acto.
“Me entenderá todo el mundo que si hubiese tenido acceso, hubiese sabido que había una investigación y que afectaba a cualquier persona, lo último que hubiera hecho es tener alguna relación con la persona investigada”, insistió al respecto el secretario de Estado de Seguridad.

Críticas
Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo ayer que el Ministerio del Interior “no está para proteger a corruptos y a sinvergüenzas”, después de que se haya conocido que el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, se reunió con Pablo González, hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid, detenido en la operación “Lezo”
Iglesias manifestó a los periodistas que han podido saber que Pablo González tiene un “acceso directo” al Ministerio del Interior y que “trató de sobornar a algunos funcionarios venezolanos”, por lo que considera que “al final parece que quien cobra de Venezuela es el Partido Popular”.
El secretario general de Podemos hizo estas declaraciones en relación al auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco sobre el caso del Canal de Isabel II de Madrid en una visita a Málaga capital, donde apoyó la protesta de los bomberos de la ciudad junto a los diputados Alberto Rodríguez e Isabel Franco.
“La trama parasita las instituciones. Son parásitos y hay que desparasitar la trama”, aseveró Iglesias, quien insistió en la disposición de su formación a una posible moción de censura contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. 
“Las instituciones no son corruptas”, defendió Iglesias, acusando al PP de “prostituir” la administración “para hacer ricos a una banda de privilegiados” con “un modelo de país fundamentado en el enriquecimiento de una minoría”. De ese modo, Iglesias acusó al PP en conjunto, señalando también a Mariano Rajoy o Cristina Cifuentes, como responsables de la corrupción. l

Comentarios