martes 1/12/20

La ministra Delgado anuncia un plan estatal para abrir las fosas de las víctimas del franquismo

La responsable de Justicia estima que las exhumaciones podrían realizarse durante un plazo de seis años
La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado,  . EFE/Rodrigo Jiménez
La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, . EFE/Rodrigo Jiménez

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, anunció ayer que la Dirección General de Memoria Histórica del Gobierno a cuenta con un plan estratégico para proceder a la apertura de las fosas de las víctimas del franquismo.

En un acto celebrado en Leganés en homenaje a tres vecinos de la ciudad que fueron deportados al campo de concentración de Mauthausen, Delgado aseguró que fue necesario hacer “un trabajo serio y científico para elaborar el mapeo de fosas comunes y cunetas” y determinar así las prioridades.

Una digna sepultura

Delgado apuntó que es el Estado el que tiene que “asumir la apertura de fosas, para que las familias puedan dar una digna sepultura a las víctimas”.

La ministra explicó que la apertura de todas las fosas y cunetas de las víctimas del franquismo podría prolongarse durante un plazo de seis años.

Dolores Delgado aseguró además que sería “muy positiva” la reforma del Código Penal para la inclusión de un delito que suponga una “vulneración de los derechos fundamentales de las víctimas del franquismo”, algo que “ya está regulado en países de nuestro entorno”.

Con respecto al proceso de exhumación y reinhumación de Franco, que se produjo el pasado jueves, Delgado dijo que “hemos cerrado un circulo necesario para nuestra memoria histórica”.

Tres poderes

La ministra de Justicia, que ejerció en el proceso como Notaria Mayor del Reino, destacó que en el mismo intervinieron los tres poderes del Estado: el legislativo, el ejecutivo y el judicial, para “acabar con una anomalía democrática”.

“No podíamos tener a un dictador en un mausoleo público, nuestra memoria democrática nos exigía acabar con ello”, ha dicho Delgado, destacando que la salida de Franco del Valle de los Caídos es “una victoria de la democracia”.

En relación a los hechos sucedidos en el Cementerio de Mingorrubio, Dolores Delgado señaló que esta fue la parte “más privada” del proceso, “cuando ellos tienen ya los restos de su abuelo y desarrollan el acto como quisieron, con una misa”.

“Tuve que estar para dar fe de la reinhumación, que se produjo a las 15.30 horas, pero me fui inmediatamente”, explicó.

Por su parte, el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, criticó que el Gobierno “continúa sin querer dar un tratamiento a los restos del fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera y que los mantiene en un lugar privilegiado en el mausoleo franquista”.

Mulet explicó que en 2018 preguntó al Gobierno “cuándo pensaba resignificar el Valle de los Caídos, extrayendo los cadáveres del dictador Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera” y ha explicado que la respuesta “se limitó a explicar lo sabido por todos y todas”, indicó la coalición en un comunicado.

Convertido en mártir

“Esta persona fue convertida en un mártir por parte de los golpistas, en una especie de mito sin merecer ningún tipo de reconocimiento especial”, agregó.

Para Compromís, “que esta persona continúe manteniendo un sitio privilegiado, en el centro del templo, al mismo nivel hasta que el dictador y genocida Franco, nos lleva a la situación de que con Franco por fin fuera del Valle de los Caídos y Primo de Rivera dentro, este fascista será el centro del mausoleo, sin poderse resinificar el conjunto”.

Comentarios