domingo 25/10/20

Mas renuncia a la presidencia del PDeCat ante el liderazgo de Puigdemont y sus causas judiciales

El expresidente catalán Artur Mas dio ayer “otro paso al lado” y dejó la presidencia del PDeCat, decisión que justificó por el calendario de causas judiciales y la necesidad de que su figura no “frene” la emergencia de nuevos liderazgos en la expansión del proyecto de Carles Puigdemont.

Mas anuncia en la sede del PDeCat su dimisión | Quique garcía (efe)
Mas anuncia en la sede del PDeCat su dimisión | Quique garcía (efe)

El expresidente catalán Artur Mas dio ayer “otro paso al lado” y dejó la presidencia del PDeCat, decisión que justificó por el calendario de causas judiciales y la necesidad de que su figura no “frene” la emergencia de nuevos liderazgos en la expansión del proyecto de Carles Puigdemont.
Mas anunció su decisión, que dijo que tomó antes del 1 de octubre, en una rueda de prensa de urgencia en la sede del partido, cuando cree que debe afrontar con “más tranquilidad” la defensa de sus intereses en las causas judiciales relacionadas con el 1-O y para facilitar un impulso del partido en su operación de “ensanchamiento”.

Caso “Palau”
En todo caso, Mas renuncia también a menos de una semana de que se conozca la sentencia del caso Palau de la Música, aunque cree que CDC ya pagó por este asunto “el precio más alto”, que fue “autoliquidarse, recordó.
La de Mas fue la renuncia más destacada de la jornada, aunque no la única, pues el exconseller de Justicia Carles Mundó (ERC), también investigado judicial por el 1-O, rechazó su acta de diputado y anunció que abandona la política para dedicarse al derecho.
Tras su paso por la cúpula de CDC y luego del PDeCat, Mas remarcó ayer que no quiere ser un “freno” para “la expansión natural acelerada” que puede tener JxCat, la experiencia electoral liderada por Carles Puigdemont para el 21-D, que subrayó que quiere “que cuaje y se refuerce”.

Neus Munté
En este sentido, señaló que esta “nueva etapa” que se abre con JxCat –fórmula electoral que el PDeCat no descarta repetir en futuras elecciones– requiere “dejar espacios libres para nuevos liderazgos”, señalando ya a Neus Munté como su relevo en la presidencia.
Pese a su “nuevo paso al lado” justo cuando se cumplen dos años después de ceder el relevo de la Presidencia de la Generalitat a Puigdemont tras la presión de la CUP, Mas dejó claro que “no se retira de la política”, porque “la vida es muy larga y el futuro dirá”, aunque sí abandonará “la primerísima línea”.
Una de las razones importantes que argumentó es el “calendario judicial” y recordó que además le queda la sentencia sobre el recurso al Tribunal Supremo por el 9-N, el proceso en el Tribunal de Cuentas por los mismos hechos y la ampliación del Tribunal Supremo sobre el 1-O, cuya notificación le llegó ayer mismo.
Mas negó que su renuncia a la presidencia del PDeCat guarde relación con la estrategia de Carles Puigdemont porque ha aseverado que “respetará” las decisiones que este adopte.
No obstante, Mas evitó en todo momento avalar la estrategia del president cesado ante la nueva legislatura catalana ni quiso responder si Puigdemont debería regresar a Cataluña para la investidura: “No seré yo quien le daré consejos, y menos en público”, afirmó el expresident.
El hasta ayer presidente del PDeCat transmitió sus argumentos en sendas cartas a la militancia y a la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, en las que resalta el “acierto” de JxCat, pues “nos da la llave, como antes nos la había dado Convergència o la Casa Gran del Catalanisme”.
Por su parte, desde Bruselas y en un videoconferencia en un acto en Montpellier , Puigdemont obvió la renuncia del presidente de su partido cuando, huido de la justicia española, tendrá mayor margen de maniobra.
A una semana de que se constituya el Parlament, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras han presentado las credenciales en la Cámara catalana como diputados de la próxima legislatura. l

Comentarios