domingo 29/11/20

Un marroquí siembra el pánico en el metro de Bilbao gritando “Alá” e “infieles” a los usuarios

Un marroquí de 30 años sembró ayer el pánico en el Metro de Bilbao, en la estación del barrio de Deusto, al comenzar a proferir gritos de “Alá” y llamar a los usuarios del metropolitano “infieles”.

Operación contra el yihadismo en La Rioja	aec
Operación contra el yihadismo en La Rioja aec

Un marroquí de 30 años sembró ayer el pánico en el Metro de Bilbao, en la estación del barrio de Deusto, al comenzar a proferir gritos de “Alá” y llamar a los usuarios del metropolitano “infieles”. El ahora detenido tiene antecedentes psiquiátricos y en el momento del arresto se le ha requisado una navaja de mariposa de once centímetros, que, en todo caso, no usó para amenazar a los viajeros del Metro.
Según confirmó la Ertzaintza, los hechos se produjeron al mediodía, cuando un ciudadano de origen magrebí, “en actitud agresiva”, lanzó gritos de “Alá” y dirigió a quienes iban con él en el vagón para llamarles “infieles”.
Estos salieron corriendo del Metro para avisar a agentes de la Policía vasca, que detuvieron al varón en las inmediaciones de la estación de Sarriko. Al arrestado se le requisó una navaja, tipo mariposa de once centímetros.
En principio, fue trasladado a dependencias policiales para proceder a su identificación y conocer la causa de su actuación. Los agentes solicitaron una ambulancia para trasladarle a la Unidad Psiquiátrica del Hospital de Basurto, donde estará bajo custodia policial.
Por su parte, la Dirección General de la Policía anunció que va a estudiar la operación realizada por la Brigada Provincial de Información de Madrid una vez conocido el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional que ordena la puesta en libertad de las dos personas detenidas el pasado 28 de diciembre en Madrid.
“Este hecho demuestra el normal funcionamiento de nuestro Estado de Derecho, en cuyo marco se desarrolla la actuación policial”, asegura en un comunicado la dirección de este Cuerpo, que defiende su “acreditado reconocimiento internacional” y su “extraordinaria y eficaz labor en la lucha contra el terrorismo yihadista con el fin de garantizar la seguridad y la libertad de los españoles”.
La Dirección General de la Policía reacciona en un breve comunicado de tres párrafos al auto difundido ayer por la Audiencia Nacional en el que el juez Santiago Pedraz cuestiona las diligencias practicadas por la Brigada de Información de Madrid en base a un confidente conocido como “Lolo” que, según este magistrado, “mediatizó” el operativo en plenas navidades en el que se arrestó a dos personas sin vínculo alguno con el terrorismo yihadista.
El juez acordó la puesta en libertad de Edrissa Ceesay Sanuwo y Samir Sennouni Mouh con la única reserva de fijarles la obligación de comunicar cualquier cambio de domicilio y requiriéndoles un teléfono móvil.

Comentarios