Martes 20.11.2018

Maroto replica a Cospedal que “no es adecuado espiar a un compañero”

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, advirtió de la honestidad y la limpieza “no son una opción sino una obligación”, y quienes no entiendan que su conducta tiene que ser “ejemplar limpia y transparente no caben en el PP”.

Teodoro García Egea y Javier Maroto conversan en el Congreso | aec
Teodoro García Egea y Javier Maroto conversan en el Congreso | aec


Aunque aseguró que su mensaje era para cualquier miembro del PP y no referido a Cospedal, sí dejó clara su posición crítica sobre la exsecretaria general cuando señaló que no considera adecuado espiar a un compañero. “No, tajante, sin ningún tipo de apelativo”, apostilló.
Maroto hizo esta reflexión en una entrevista en Onda Cero un día después de que María Dolores de Cospedal dejase su escaño por la publicación de sus conversaciones con el excomisario José Manuel Villarejo.


Javier Maroto recordó que una de las promesas de Pablo Casado en el congreso del PP fue la de garantizar la honestidad en el partido y pasar de las palabras a los hechos en este sentido. Ante eso, dijo, “no valen ni medias tintas ni medias palabras ni mirar para otro lado, cuando es así hay que cumplirlo y demostrarlo”.
“Y entonces sí y solo sí, se gana la confianza” de los votantes, ha recalcado Maroto un día después de que Cospedal lanzara un reproche al propio PP al señalar que “un partido que no es capaz de defender a los suyos cuando están siendo injustamente atacados no puede esperar que los ciudadanos confíen en él”.

Tras reiterar que “no caben” en el partido quienes no entiendan que su conducta sea ejemplar, “sea éste el momento en que se descubra” su conducta “o lo hayan hecho en otra ocasión”, Maroto defendió “pasar página con todas las consecuencias”.
En el mismo sentido, el líder del PP, Pablo Casado, advirtió de que en la dirección de su partido van a ser “absolutamente inflexibles” con cualquier “irregularidad o ausencia de honestidad” 
en el partido, “sea quien sea” el que incurra en ese comportamiento, y “lo haya hecho como lo haya hecho”.
Casado insistió en que “no se va a tolerar ningún comportamiento que no sea ejemplar”. Y recordó que tanto él como Maroto fueron siempre firmes defensores de las siglas del PP y de que no haya “dobles raseros” por parte de la opinión pública o de otros partidos que pudieran “cebarse” con los populares, pero también creen que hay que ser “muy exigentes” ante “cualquier comportamiento que se saliera de la ejemplaridad que la ciudadanía reclama”.
Por otro lado, Pablo Casado descartó hacer cambio alguno en el partido tras la salida de Cospedal, quien – recordó– estaba en el Comité Ejecutivo como vocal de libre designación sin atribuciones sectoriales ni territoriales.
El Comité Ejecutivo seguirá funcionando igual y además ahora “a pleno rendimiento”, preparando primero las elecciones andaluzas, aseguró.

Comentarios