miércoles 21/10/20

Los artificieros explosionan un paquete sospechoso cerca de un juzgado de Madrid

Especialistas en desactivación de artefactos explosivos (Tedax) de la Policía Nacional han explosionado a las 21.44 horas de ayer una mochila sospechosa en una zona próxima a la Fiscalía Provincial de Madrid, situada en la calle Capitán Haya de la capital.

Especialistas en desactivación de artefactos explosivos (Tedax) de la Policía Nacional han explosionado a las 21.44 horas de ayer una mochila sospechosa en una zona próxima a la Fiscalía Provincial de Madrid, situada en la calle Capitán Haya de la capital.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, una persona que ha llegado en una moto ha parado frente a la fiscalía, ha cruzado la calle Capitán Haya y ha dejado la mochila cerca del edificio de la fiscalía para, a continuación, marcharse del lugar.

La Delegación del Gobierno explicó que una guardia jurado ha sospechado de la mochila y avisó a la Policía que desalojó la zona. Cuando los Tedax han acudido al lugar, los perros especializados no han detectado que hubiese explosivos en la mochila, por lo que los agentes la han abierto y han encontrado en el interior una olla con cables.

Ante la posibilidad de que pudiera tratarse de una bomba preparada para hacer explosión, se ha procedido a detonar el supuesto artefacto con ayuda de un cebo.

Los equipos de los Tedax continuaban a la hora de redactar esta noticia analizando el supuesto artefacto, según las fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

La calle Capitán Haya ha sido cortada a la altura del número 33, a varias manzanas del edificio de la Fiscalía, ubicada en el número 66. El edificio de la Fiscalía se encuentra en el distrito de Tetuán de Madrid, en un edificio compartido con un despacho de lotería.

Comentarios