martes 20.08.2019

El juez relaciona a Jordi Pujol Ferrusola con dos cuentas en Suiza con 26 millones de euros

De la Mata cree que la familia del expresident aprovechó su posición para amasar una fortuna
El juez relaciona a Jordi Pujol Ferrusola con dos cuentas en Suiza con 26 millones de euros

Las autoridades suizas comunicaron a la Audiencia Nacional que Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente catalán, fue beneficiario de dos cuentas en el país helvético que llegaron a sumar 25,9 millones de euros, de los cuales 4,4 millones procedían de una cuenta previa abierta en Andorra.

Es el resultado de la comisión rogatoria librada a Suiza por el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga a Pujol Ferrusola por la presunta comisión de delitos de blanqueo de capitales, contra la hacienda pública, falsedad en documento mercantil y organización criminal.

En un auto, De la Mata, tras analizar el informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) con los datos remitidos por Suiza, acuerda librar una nueva comisión rogatoria a Luxemburgo para seguir el rastro del dinero. Las dos cuentas suizas, según la información recibida, fueron clausuradas en 2004 y 2005 y los fondos traspasados a una entidad luxemburguesa.

Conductas corruptas
En el auto, el magistrado sostiene que la familia Pujol Ferrusola “ha aprovechado su posición privilegiada de ascendencia en la vida política/social/económica catalana, para acumular a lo largo de los años un patrimonio desmedido por sus miembros, directamente relacionado con percepciones económicas fruto de conductas corruptas”.


Las facturaciones millonarias realizadas a través de las sociedades instrumentales asociadas a Pujol hijo, según el juez, “no tienen justificación material alguna, sustentándose en ningún caso la prestación real de servicio alguno asociado al concepto que se trasladó a las facturas”.


De la Mata ve acreditado que Pujol Ferrusola recurrió a Suiza y otros países para intentar ocultar y blanquear los capitales obtenidos ilícitamente, “ocultos en Andorra y otras jurisdicciones”.

En este contexto, la operación más abultada es una transferencia de 4,4 millones realizada el 27 de agosto de 2002 desde una cuenta andorrana a una cuenta del banco JP Morgan en Ginebra.


Según la investigación, esta operación revela el principio de “unidad de caja con el que funciona la familia”, ya que, para juntar los 4,4 millones, el mismo día de la transferencia a Suiza se ingresan en la cuenta andorrana fondos de otras cuentas a las que estaban o habían estado vinculados Oleguer Pujol Ferrusola, hermano de Jordi, y la mujer de este último, Mercé Gironés.


Jordi Pujol hijo fue interrogado ya en febrero de 2016 y abril de 2017 por esa transferencia y explicó, según su entorno, que fueron inversiones financieras y que el dinero era suyo, ya que se había repartido la herencia del abuelo.
Según estas fuentes, estos movimientos demuestran que el primogénito era muy activo en las inversiones financieras.

Comentarios