sábado 31/10/20

El juez envía a prisión a Turull, Bassa Forcadell, Romeva y Rull

Llarena procesa por rebelión a la cúpula del procés
 

Foto | zipi

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena acordó prisión incondicional para el candidato a la Presidencia del Govern, Jordi Turull; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y los exconsellers Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa al apreciar “un grave riesgo de fuga” y de “reiteración delictiva”.
Llarena tomó esta decisión al término de una vista de medidas cautelares en el alto tribunal en la que atendió la petición de Fiscalía y de la acusación popular ejercida por Vox que solicitaron prisión incondicional.
Se unirán así en la cárcel de Estremera (Madrid) al exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconseller Joaquim Forn, al expresidente de ANC, Jordi Sánchez, y al presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart.

Grave riesgo de fuga
El juez aprecia en su auto “un grave riesgo de fuga” y de “reiteración delictiva” en los encausados derivado de la grave punición a la que se enfrentan por su eventual responsabilidad penal por rebelión, penado con entre 15 y 25 años de cárcel.
El magistrado sentó las bases  de su acusación contra la cúpula del proceso soberanista a partir de dos conceptos claves: hubo violencia alentada desde las instituciones en el camino hacia la independencia y ese plan no ha sido desactivado por el artículo 155, sino que permanece “latente” a la espera de reactivarlo cuando sea posible.

Suspensión como diputados
El procesamiento de la cúpula del procés por rebelión y las órdenes de prisión son un primer paso a su suspensión como diputados, medida que el juez tomará próximamente si el auto se convierte en firme, es decir, si se rechazan sus recursos. Los procesados tienen tres días para recurrir ante el juez y cinco en apelación ante la Sala del Supremo.
El juez atribuye ese delito (penado con hasta 25 años de prisión) a nueve integrantes del Govern que promovió el 1-O y la declaración unilateral de independencia: Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Raul Romeva, Clara Ponsatí, Josep Rull, Antoni Comín y Dolors Bassa.
También a Marta Rovira, Carme Forcadell, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. El magistrado los considera el núcleo duro del “procés” y les achaca distintas responsabilidades en una estrategia “criminal” en la que sabían que sus acciones podían desatar “el fanatismo violento de muchos de sus seguidores”.

Derechos políticos
Además, Llarena fija una fianza de responsabilidad civil de 2,1 millones de euros que deberá ser prestada solidariamente por los catorce exmiembros del Govern procesados.
El juez también considera que la limitación de los derechos políticos del candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, responde a la “gravedad de los hechos” que se le imputan y a la “adecuada” protección de los bienes jurídicos, en este caso el ordenamiento del Estado democrático. l

Comentarios