domingo 20/9/20

El juez aprecia una “absoluta falta de consideración” de la Policía con votantes del 1-O

Rechaza la petición de archivo de la causa por las cargas policiales porque considera que 
sería “prematuro” 
Simpatizantes independentistas protestan dos días después del referéndum | aec
Simpatizantes independentistas protestan dos días después del referéndum | aec

El juez que investiga las cargas policiales en los centros de votación durante el referéndum del 1-O descartó archivar la causa al considerar que la actuación de la Policía Nacional “no se ajustó” a los “estándares internacionales” y hubo ciudadanos que fueron “tratados con absoluta falta de consideración”.

En un auto que adelantó eldiario.es, el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona rechaza la petición de Fiscalía para el sobreseimiento del caso al entender que esta petición es “prematura” y que es necesario practicar más diligencias para esclarecer lo sucedido.

Fuera de la legislación vigente

Por lo pronto, asegura que “no existen indicios de que hubiera una orden concreta de actuar con especial violencia”, pese a lo cual “en varias ocasiones” la actuación policial “no se ajustó de ningún modo a lo previsto en la legislación vigente ni a los protocolos existentes dentro del Cuerpo Nacional de Policía ni a los estándares internacionales en la materia”.

Sostiene el magistrado, en base a las imágenes que constan en la causa, que hubo “múltiples casos” de votantes que fueron “tratados con absoluta falta de consideración no solo a su integridad física, sino a su propia dignidad”, lo que podría constituir un comportamiento “degradante o humillante” por parte de los agentes que participaban en el operativo.

En su auto, el juez instructor también se hace eco de “múltiples imágenes de personas arrastradas por el suelo de cualquier manera, del pelo o desde la mandíbula, arrojados escaleras abajo” e incluso “pisoteados por agentes, ignorados una vez presentan heridas de consideración”, además de casi 300 partes de lesiones.

Diligencias pendientes

Por todo ello, recuerda que todavía existen diligencias acordadas pendientes de practicar y otras nuevas que fueron solicitadas y entiende que sería “prematura” la decisión de archivar la causa, que la Fiscalía solicitó para el grueso de los casos abiertos por las cargas, a excepción de media docena de actuaciones “individualizadas” de agentes, la mayoría por delitos leves.

El Ministerio Público sustentó su petición de archivo en la sentencia del procés del Tribunal Supremo, una causa que, apuntó, “guarda íntima relación” con la investigación relativa a las cargas policiales.

No obstante, de acuerdo con el juez, las “consideraciones” que aborda la sentencia contra la cúpula independentista del 1-O son “desde una óptica, una finalidad y unos medios de prueba totalmente distintos” puesto que, agrega, “no era objeto de dicho procedimiento la posible responsabilidad penal de las personas que allí se encontraban”.

Recuerda, además, que la investigación que instruye “no versa sobre la legitimidad de la actuación policial, la cual había sido ordenada por la autoridad judicial”, sino “el modo en que esta se produjo en relación a los ciudadanos concentrados en el lugar” (los centros de votación).

Zanja así el argumento esgrimido por la Fiscalía de Barcelona, en cuyo escrito razonaba que la actuación de la Policía Nacional era “legítima”, pues buscaba cumplir con la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de impedir el referéndum y “no fue dirigida hacia los ciudadanos que acudieron a votar el 1-O, sino frente a todos aquellos que obstaculizaron su labor.

Comentarios