viernes 15/1/21

Jordi Sànchez pedirá su puesta en libertad si es candidato a president

El número dos de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, pedirá su puesta en libertad si es propuesto como candidato a la presidencia de la Generalitat, según afirmó su abogado, Jordi Pina.

A la asamblea de la ANC acudió Susana Barreda, la mujer de Jordi Sánchez (cuarta por la derecha)  | marta pérez
A la asamblea de la ANC acudió Susana Barreda, la mujer de Jordi Sánchez (cuarta por la derecha) | marta pérez

El número dos de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, pedirá su puesta en libertad si es propuesto como candidato a la presidencia de la Generalitat, según afirmó su abogado, Jordi Pina.

En declaraciones a TV3, y en el supuesto de que fuese propuesto como candidato a president y su demanda de libertad denegada, Pina precisó que solicitaría un permiso penitenciario para que pudiese asistir a la investidura, aunque después tuviese que volver a la cárcel y ejercer como jefe del Govern desde la prisión.
En los últimos días, y en plenas negociaciones entre Junts per Catalunya y ERC, el nombre de Jordi Sànchez es uno de los que se barajó para asumir la presidencia de la Generalitat, a la espera de que Carles Puigdemont dé definitivamente un paso al lado. “Por supuesto que pediré la libertad, y si no se produce la libertad, pediré que lo dejen ir con un permiso penitenciario para ir a ser investido y, si después tiene que volver a la prisión, ejercerá como presidente de la Generalitat desde la cárcel”, explicó Pina.


Por otro lado, el letrado criticó las palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien el sábado insistió en la necesidad de que se presente como candidato a la presidencia de la Generalitat un candidato “no involucrado en asuntos judiciales”. “Cuando escucho estas afirmaciones, al final, la única cosa que me queda es pensar que el presidente del Gobierno está imponiendo quién quiere él que sea el presidente de la Generalitat, y a mí esto me parece intolerable”, apuntó.

Por otro lado, la ANC organizó ayer su sexta asamblea general ordinaria con la asistencia de unos 3.000 socios, que aprobaron convocar una manifestación el día 11 de marzo, para presionar un acuerdo de creación de un nuevo Govern, que a su juicio debe tener “poder efectivo” para “activar la república”. La asociación, cuyos dirigentes declararon al rey “persona non grata” por su visita a Barcelona por el Mobile World Congress, votaron la ponencia de la “hoja de ruta” que el actual secretariado nacional presentó, bajo el “carácter no violento y pacífico”. De entre las más de cien enmiendas propuestas, solo dos fueron rechazadas. El resto abogan por mover al independentismo en marzo, que se derogue el artículo 155 y la puesta en libertad de los dirigentes junto con el retorno de los “exiliados”.
Esta entidad le dio luz verde también a los informes de gestión, económico y el presupuesto para el año 2018-2019.

Comentarios