jueves 29/10/20

Interior permitirá que los vigilantes privados detengan en la vía pública

El Congreso ha dado el visto bueno al proyecto de Ley de Seguridad Privada, que será remitido al Senado con algunas novedades con respecto al texto inicial.

El socialista Ramón María Trevín Lombán (izq.) conversa con el diputado del PNV Emilio Olabarría	efe
El socialista Ramón María Trevín Lombán (izq.) conversa con el diputado del PNV Emilio Olabarría efe

El Congreso ha dado el visto bueno al proyecto de Ley de Seguridad Privada, que será remitido al Senado con algunas novedades con respecto al texto inicial, como la posibilidad de que los vigilantes privados puedan, con la autorización pertinente, identificar y detener a ciudadanos en la vía pública.
La vigilancia del perímetro y los controles del exterior de las cárceles españolas también podrán ser prestados por empresas de seguridad privada aunque, pese a los temores de los funcionarios de prisiones, no permitirá la entrada de vigilantes jurados en el interior de las cárceles donde serán los empleados públicos los que seguirán velando por el mantenimiento del orden.
El Ministerio del Interior puntualizó horas más tarde que, según el proyecto de Ley de Seguridad Privada, los vigilantes privados solo podrán detener en la vía pública a quien cometa un delito y deberán ponerlo a disposición de las fuerzas de seguridad del Estado.
En un comunicado, Interior señala que los vigilantes nunca podrán proceder a su interrogatorio, ni practicar cacheos ni detenciones arbitrarias.
Añade que las detenciones serán practicadas solo si la persona ha cometido el delito en el ámbito de protección del vigilante, es decir, el lugar que custodia.
El Congreso ha dado el visto bueno al proyecto de Ley de Seguridad Privada, que será remitido al Senado con algunas novedades con respecto al texto inicial, como la posibilidad de que los vigilantes privados puedan, con la autorización pertinente, detener en la vía pública.
Tras la incorporación de más de setenta enmiendas, el proyecto cuenta con el favor de PNV y CiU, y el rechazo del PSOE e Izquierda Plural, que ven en el texto una preocupante “ruptura” de la concepción de la seguridad pública atribuida a las fuerzas de seguridad del Est
Ocho meses después de que el Gobierno aprobara el primer borrador de la ley, el texto fue debatido ayer en la comisión de Interior del Congreso, que con competencia legislativa plena, será remitida al Senado.
Tras la incorporación de más de setenta enmiendas, el proyecto cuenta con el favor de PNV y CiU, y el rechazo del PSOE e Izquierda Plural, que ven en el texto una preocupante “ruptura” de la concepción de la seguridad pública.

Comentarios