sábado 23/1/21

El incendio de Quiroga queda controlado tras arrasar más de 170 hectáreas de monte

El incendio forestal registrado en Quiroga (Lugo) a las 13.33 horas de este sábado fue controlado ayer tras afectar a unas 178 hectáreas de monte raso, según informó Medio Rural.

Un helicóptero descarga agua sobre el incendio | Eliseo Trigo (efe)
Un helicóptero descarga agua sobre el incendio | Eliseo Trigo (efe)

El incendio forestal registrado en Quiroga (Lugo) a las 13.33 horas de este sábado fue controlado ayer tras afectar a unas 178 hectáreas de monte raso, según informó Medio Rural.
Concretamente, el incendio se originó en la parroquia de Outeiro y en los trabajos de control participan cuatro agentes, catorce brigadas, seis motobombas, una pala, siete helicópteros y dos aviones, según la Consellería.
La Xunta también informó de que ayer por la mañana quedó controlado el fuego que se había iniciado en el madrugada del sábado en Cervantes (Lugo). Según Medio Rural, este incendio empezó en cuatro focos simultáneos en la parroquia cervantina de Vilarello. Según las estimaciones autonómicas, la superficie afectada fue de 95 hectáreas, de las cuales 90 son de árboles y cinco, de monte raso.
En las tareas de control de este incendio están trabajando once agentes, veinte brigadas, once motobombas, una pala, cuatro helicóptero y un avión. 
Además, en O Irixo (Ourense) quedó apagado a las 10.16 horas de ayer un fuego registrado en la madrugada –a las 1.35–, concretamente, en la parroquia de San Cosmede de Cusanca. En este caso son 25 hectáreas de monte raso las arrasadas. En las tareas de extinción, participaron tres agentes, cuatro brigadas, dos motobombas y una pala. 

Activo el de Ourol
Por otra parte, la Xunta informó de que continúa activo el incendio registrado a las 15.32 en el ayuntamiento lugués de Ourol, en la parroquia de Sisto. 
Según las primeras estimaciones, la superficie afecta llega a las veinte hectáreas. En los trabajos de control de este incendio participan cuatro agentes, seis brigadas, tres motobombas, una pala y cuatro helicópteros. 
El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, reconoció el viernes que la situación que han generado los incendios es “complicada” y recordó que el monte “no prende solo”, especialmente a estas alturas del año ya que “si arde en esta época es porque alguien lo incendia”.
El vicepresidente gallego también aseguró que la Xunta mantendrá las “máximas precauciones” en toda Galicia “mientras duren estas condiciones meteorológicas” de altas temperaturas, ausencia de lluvias y fuertes vientos. El dispositivo desplegado, según Rueda, incluye a unas 3.000 personas. l

Comentarios