miércoles 16.10.2019
SEGURIDAD CIUDADANA

Greenpeace advierte de que la ley de seguridad ciudadana consagra el principio de persecución

El director de Greenpeace España, Mario Rodríguez, ha tachado de "indigna" la reforma de la ley de seguridad ciudadana que debate hoy para su aprobación el pleno del Congreso de los Diputados, y ha advertido de que "consagra un principio de persecución a las personas que evidencian fallos en el sistema".

El director de Greenpeace España, Mario Rodriguez, durante una rueda de prensa. EFE/Archivo
El director de Greenpeace España, Mario Rodriguez, durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

El director de Greenpeace España, Mario Rodríguez, ha tachado de "indigna" la reforma de la ley de seguridad ciudadana que debate hoy para su aprobación el pleno del Congreso de los Diputados, y ha advertido de que "consagra un principio de persecución a las personas que evidencian fallos en el sistema".

Rodríguez ha hecho estas declaraciones a preguntas de los periodistas tras la última sesión del juicio que se ha celebrado en el juzgado de lo Penal número 11 de Valencia contra dieciséis activistas de Greenpeace y un fotoperiodista por una protesta en la central nuclear de Cofrentes en 2011.

"Hoy es un día triste", ha señalado Rodríguez, ya que, según ha lamentado, "tras casi 40 años de democracia la sociedad civil se va a ver hurtada de unos elementos básicos consagrados en la Constitución", como la libertad de expresión, siempre que se ejerza de forma pacífica, ha añadido.

A su juicio, la ley de seguridad ciudadana "consagra un principio de persecución a aquel que evidencia los fallos del sistema y a aquel que señala con el dedo a quien destruye el medioambiente y a quien lo tolera, y ante esto están incómodos los políticos".

Considera además que esta ley "va a tratar en ese empeño de amedrentar a la ciudadanía y de evitar que podamos expresar libre, individual y colectivamente lo que pensamos de quienes agreden y destruyen el medio ambiente" frente a quienes lo toleran.

Ha advertido asimismo de que esta nueva ley "no va a cambiar que Greenpeace siga haciendo acciones pacíficas y no violentas, con el apoyo de la ciudadanía", porque se lo deben, a su juicio, "a las futuras generaciones".

Rodríguez ha añadido que a Greenpeace "no le van a parar" y que harán "estrategias de protesta pacífica" que traten de minimizar los daños.

La nueva ley, ha aseverado, "no va a impedir que esta organización siga evidenciando los problemas de riesgo nuclear, ni de contaminación, ni de extracciones petrolíferas, o fracturación hidráulica, por un deber moral individual y colectivo" hacia las futuras generaciones.

Comentarios