sábado 16/1/21

Granada y Logroño reabren hostelería mientras el Black Friday llena las calles de las grandes ciudades

Dos camareros trabajan en un bar en Logroño| efe
Dos camareros trabajan en un bar en Logroño| efe

Con la vista puesta en el próximo puente de la Constitución, algunas comunidades han comenzado a revisar las restricciones al sector de la hostelería. Así Logroño amaneció ayer con la novedad de poder ver bares, cafeterías y restaurantes abiertos después de un mes de cierre, recuperando el “pulso” a medio gas, porque algunos establecimientos optaron por no levantar la persiana.

Por su parte, Granada recuperó ayer a medinoche la actividad no esencial cerrada desde el 10 de noviembre para frenar la expansión del Covid, lo que permitirá abrir a la hostelería y el pequeño comercio hasta las 18.00 horas. La provincia se iguala a sí a Andalucía también en el toque de queda, que se mantiene de diez de la noche a seis de la mañana, y se prorroga como en el resto de la comunidad el cierre perimetral.

Cataluña vivió una jornada de apertura comercial y de la restauración con una buena afluencia de quienes salieron a pasear, animados por el buen tiempo y las ofertas del Black Friday.

También el centro de Madrid se llenó este fin de semana con cientos de personas coincidiendo con el encendido del alumbrado navideño y el Black Friday, antesala de las compras navideñas, aunque las aglomeraciones que se produjeron en varias calles entran, según el Ayuntamiento, dentro de lo “previsto”. La calle Preciados, la Puerta del Sol y sus calles aledañas han estado atestadas de gente, a pesar de las medidas sanitarias e higiénicas.

Comentarios