lunes 25.05.2020

El Gobierno trató de negociar la exhumación con los Franco hasta el último momento

Los herederos decidieron poner fin a las conversaciones y optaron por la via judicial

Un visitante muestra una bandera preconstitucional en el Valle de los Caídos | aec
Un visitante muestra una bandera preconstitucional en el Valle de los Caídos | aec

El Gobierno trató de negociar hasta esta misma semana las condiciones de la exhumación de Francisco Franco con sus familiares, que finalmente decidieron poner fin a las conversaciones y comunicaron al Ejecutivo que recurrirán a la vía judicial para impedir el proceso.


Fuentes del Gobierno y de la familia Franco confirmaron este intento de alcanzar un acuerdo sobre los términos de la exhumación, publicado ayer por varios medios de comunicación y que se conoció después de que ayer la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, reprochara a la familia la “obstaculización constante” del proceso.


“Ni yo ni nadie podría decir cuáles van a ser los siguientes avatares”, afirmó entonces Calvo, quien añadió que en estos momentos el Gobierno está respondiendo a esta “cadena de obstáculos” que son “son todos de parte de la familia del dictador a la democracia española”.
Las mismas fuentes del Ejecutivo reiteran que el propósito del Gobierno es dar “todas” las garantías a las partes respetando los plazos legales.
Además, recalcan que la exhumación es una decisión acordada por mayoría en el Congreso y emprendida “en cumplimiento de dicho acuerdo y de la Ley de Memoria Histórica”.


Por su parte, un portavoz de la familia Franco apuntó que el Ejecutivo ofreció “lo de siempre”: que tras la exhumación los restos mortales del dictador se inhumaran en la cripta del cementerio de Mingorrubio, en El Pardo (Madrid), donde la familia del dictador tiene un panteón.


La familia, añade, rechazó la oferta por entender que la exhumación es “innegociable” y anunció que tanto la familia como la fundación Francisco Franco y los benedictinos recurrirán al Tribunal Supremo.


Un juzgado de Madrid suspendió de forma provisional el pasado 26 de febrero la licencia urbanística para exhumar al dictador.


En un auto con fecha 25 de febrero, el tribunal aceptó paralizar cautelarmente la licencia de obras después de una demanda particular. 
En la actualidad, los juzgados de lo contencioso-administrativo de Madrid tramitan hasta diecisiete procedimientos en los que se demanda la suspensión cautelar de la licencia administrativa para la exhumación. 

Comentarios