domingo 20.10.2019

Al Gobierno solo le preocupa que la Agencia Tributaria funcione y se cumpla la ley

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo ayer que, respecto a las acusaciones que pesan sobre el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por fraude y blanqueo .

Sáenz de Santamaría y Montoro llegan a la rueda de prensa	efe
Sáenz de Santamaría y Montoro llegan a la rueda de prensa efe

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo ayer que, respecto a las acusaciones que pesan sobre el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por fraude y blanqueo de capitales, la única preocupación del Gobierno es que la Agencia Tributaria funcione y se cumpla la ley.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría señaló que la Agencia Tributaria debe funcionar “con independencia del momento y del lugar, haya o no haya elecciones, y afecte o no afecte a este o a aquel partido”, puesto que lo único que concierne al Gobierno es “que la ley se cumpla”.
Y este respeto por la legalidad, añadió Soraya, no se modifica cuando hay procesos electorales, en los que el Gobierno “ni interfiere ni lo hace nunca”.
Por lo que respecta a la posible comparecencia de Rato en el Congreso, la vicepresidenta recordó que se trata de “un asunto particular”, sobre hechos no relacionados con los cargos públicos que ha desempeñado Rato y que actualmente ya no ocupa.
El que sí comparecerá en el Congreso, el martes, será el director general de la Agencia Tributaria, para dar las explicaciones oportunas sobre una investigación patrimonial de una persona “por sus cuentas privadas”, algo en lo que el Gobierno ni interviene ni interfiere.
 Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo que “no está para sentimientos personales” sino para aplicar la ley, en relación a la amistad que le une con Rodrigo Rato, y tras las actuaciones judiciales contra él.
Montoro confirmó que la ejecución de la operación contra Rato, en cuanto a los registros de su domicilio y su despacho realizados por agentes de Aduanas, es “un procedimiento normal”.
Explicó que vigilancia aduanera actúa como policía judicial con “mucha frecuencia” por lo que aseguró que no es un hecho extraordinario, puesto que Aduanas está a las órdenes de la Agencia Tributaria.
Por otra parte, insistió en que se trata de un proceso judicial abierto que “todos debemos respetar en términos de confidencialidad”.
Indicó que en todos los países civilizados la confidencialidad de datos tributarios “es total” y recordó que con la nueva Ley General Tributaria España será uno de los países que la levante (la confidencialidad) y que más avance en este sentido.
Precisamente sobre el listado de 705 personas sospechosas de haber podido blanquear capitales en la última amnistía fiscal, Montoro aseveró que desconoce quienes la componen.
“No lo sé. No lo tengo en la cabeza”, dijo, al tiempo que añadía que se debe dejar actuar a las instituciones.
Por su parte el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmó que la detención de Rodrigo Rato demuestra que en España “se está combatiendo la corrupción”, que las instituciones “funcionan” y que todo el mundo es igual ante la ley.
La corrupción es un “mal terrible y grave”, dijo el ministro en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en el funeral de Estado por las víctimas del avión de Germanwings celebrado en Colonia.
Sin embargo, añadió, mucho peor sería que no se conocieran, como se está haciendo. “Ahora estamos conociendo acontecimientos y hechos que, por supuesto, desearíamos que no se hubieran producido”, dijo el responsable de Interior

Comentarios