viernes 03.07.2020

El Gobierno pide otra prórroga y deja a las autonomías la gestión en la fase 3

El Ejecutivo se reserva el control de la movilidad en una alarma que señalan que será “distinta”
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en rueda de prensa para anunciar la petición de la sexta prórroga del estado de alarma | juanjo martín (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en rueda de prensa para anunciar la petición de la sexta prórroga del estado de alarma | juanjo martín (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó ayer que pedirá al Congreso la “última y definitiva” prórroga del estado de alarma de otras dos semanas, hasta el 21 de junio, en la que los presidentes autonómicos serán la máxima autoridad una vez sus territorios estén en la fase 3. 

En rueda de prensa tras celebrar su decimosegunda reunión de presidentes autonómicos desde que se activó el estado de alarma, Sánchez explicó que si el Congreso aprueba la ampliación, a partir del 8 de junio el estado de alarma será “muy distinto” y “mucho más liviano” pero “necesario” para culminar el proceso de desescalada en la crisis sanitaria. 

El jefe del Ejecutivo explicó que serán los presidentes autonómicos quienes pilotarán el paso de la fase 3 de la desescalada a la nueva normalidad y quienes tendrán la última palabra sobre la duración de ese periodo. 

Los presidentes autonómicos decidirán, por lo tanto, cuándo se levanta el estado de alarma en sus territorios una vez ya hayan superado la fase 2, además del número de días que quieren permanecer en la 3, aunque podrán solicitar recomendaciones al Ministerio de Sanidad. 

Sin embargo, remarcó el presidente, “no habrá novedad” en los últimos quince días de estado de alarma en aquellas comunidades autónomas que sigan en fase 2. Además, seguirá siendo el Gobierno quien tome la decisión definitiva del avance a la última etapa de la desescalada. 

Sánchez destacó que el 8 de junio más de la mitad del país debería encontrasen la fase 3 y consideró que esa nueva modalidad de alarma supone el paso de la “cogobernanza” a la “gobernanza plena” de las comunidades autónomas, que ostentan la competencias en materia de sanidad. 

En manos del Gobierno lo único que quedará será la regulación de la movilidad, remarcó. 

El jefe del Ejecutivo alertó de que pese a los buenos resultados alcanzados en la lucha contra la pandemia, es preciso actuar con “prudencia” y respeto a las reglas sanitarias “para evitar cualquier tipo de recaída”, algo que supone un “riesgo real”, advirtió. 

Sobre el plan que tiene el Gobierno para limitar los movimientos si hay rebrotes una vez finalizado el estado de alarma, el jefe del Ejecutivo apuntó que “no hay otro instrumento para restringir la movilidad” de comunidades autónomas o áreas metropolitanas como las de Madrid o Barcelona si no es mediante esa medida excepcional. 

“Por tanto, lo que tenemos que hacer a medida que se levante el estado de alarma es reforzar, y no necesariamente tiene que haber cambios legislativos”, aseguró. 

El voto afirmativo del PNV a esta nueva ampliación y la abstención de ERC allanan el camino para que el Gobierno logre luz verde a esta última alarma, aunque el presidente dijo que seguirá hablando con los grupos que no expresaron su rechazo a la prórroga como son el PP y Vox. 

Comentarios