• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

El Gobierno cree que el acuerdo con Podemos es compatible con cumplir el objetivo de déficit

La ministra de Economía, Nadia Calviño, aseguró ayer que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Podemos para facilitar la aprobación de los Presupuestos es plenamente coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria y control del déficit.

El Gobierno cree que el acuerdo con Podemos es compatible con cumplir el objetivo de déficit
Isabel Celaá responde a una pregunta tras el Consejo de Ministros | zipi (efe)
Isabel Celaá responde a una pregunta tras el Consejo de Ministros | zipi (efe)

La ministra de Economía, Nadia Calviño, aseguró ayer que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Podemos para facilitar la aprobación de los Presupuestos es plenamente coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria y control del déficit.
“El Gobierno español tiene clara una senda de déficit y unos objetivos de consolidación presupuestaria, que nosotros anunciamos y explicamos, y son plenamente coherentes con las discusiones que están teniendo lugar”, aseguro Calviño en Viena, donde participó en una cumbre informal de ministros de la UE.

Estabilidad
La titular española de Economía consideró positivo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se haya reunido con el líder de Podemos, Pablo Iglesia, para “establecer parámetros que puedan guiar la acción y la estabilidad política del país en los próximos meses”.
Sánchez e Iglesias alcanzaron el jueves una serie de acuerdos para facilitar la aprobación de los Presupuestos, que incluyen una bajada de impuestos a los autónomos y una reducción del IVA de los productos de primera necesidad, entre otras medidas.
Respecto a si el Ejecutivo tendrá tiempo de enviar a Bruselas el borrador presupuestario antes del 15 de octubre, como establecen las normas europeas, la ministra informó que se está trabajando “en varias líneas en paralelo” para conseguirlo.
Calviño aseguró que el objetivo es negociar el Presupuesto y “tenerlo lo más preparado posible en las próximas semanas y tenerlo lo más maduro posible para el día 15 de octubre”.
En ese sentido, recordó que se instó a que “se trate de urgencia la tramitación en el Senado de la senda de déficit” y por eso, dijo, se está trabajando “día y noche” en la preparación del presupuesto general del Estado. Unos Presupuestos que, explicó, “reflejen las líneas básicas de la política económica de este Gobierno: estabilidad presupuestaria y políticas sociales ambiciosas”.
La ministra también se refirió a los planes de establecer un impuesto a las grandes compañías digitales, asegurando que la cantidad que se recaude dependerá del diseño técnico que finalmente tenga esa tasa, un asunto que se está debatiendo a nivel europeo.

Un sistema fiscal más justo
Calviño dijo que no se trata solo de aplicar una “perspectiva recaudatoria”, sino que se trataría de un elemento consistente con la estrategia del Gobierno de tener un sistema fiscal y tributario más justo.
Y esto implica, aseguró, que las actividades de las plataformas digitales sean gravadas igual que las actividades que se dan en el “mundo real”, resumió.
Además, indicó, se trataría de un impuesto “absolutamente compatible” con la posición del Gobierno español de evitar que haya actividades productivas y beneficios que no están siendo gravados de forma proporcional a los recursos y, sobre todo no se gravan en el país en donde se generan esos beneficios”.
Por su parte, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, afirmó que este está satisfecho de los acuerdos pero consciente de que ese apoyo no es suficiente, buscará el respaldo de todos los partidos nacionalistas.
Celaá valoró en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros el encuentro de el jueves entre Sánchez e Iglesias y aseguró que ambas partes van a trabajar en las diversas medidas sociales y fiscales sobre las que hablaron.
Si se concreta ese acuerdo, Podemos dará su apoyo a los presupuestos, un respaldo que no es suficiente para que las cuentas del Estado del año que viene salgan adelante.
Celaá reconoció que su aprobación requerirá de “algunos votos más” y por ello garantizó que el Gobierno hablará con todas las fuerzas políticas.
Ante una pregunta expresa sobre la posibilidad de que contacte también para ello con los partidos nacionalistas, confirmó que lo hará con todos los partidos catalanes con representación en el Congreso.
La portavoz del Gobierno eludió pronunciarse sobre los anuncios de cambios fiscales avanzados por Iglesias y recordó que el Ejecutivo ya trabaja en diversas medidas para lograr una fiscalidad más justa.
Iglesias habló el jueves de cogobernar desde el Parlamento, y al plantearle si eso podría suponer que durante la legislatura el Gobierno pudiera incorporar a algún ministro de este partido, Celaá lo descartó. l