domingo 29.03.2020

Francia detiene al histórico dirigente de ETA Josu Ternera tras 17 años fugado

El terrorista tiene cuatro causas abiertas, entre ellas los once asesinatos de la casa cuartel de Zaragoza

Francia detiene al histórico dirigente de ETA Josu Ternera tras 17 años fugado

José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, fue detenido ayer tras 17 años fugado en una operación en la que participaron la Guardia Civil y el Servicio de Inteligencia interior galo, confirmó el Ministerio del Interior. La detención se produjo en las primeras horas de la mañana de ayer en la localidad de Sallanches, en los Alpes franceses.


La operación “Infancia Robada”, que continúa abierta, se llevó a cabo tras seguir la pista la Guardia Civil y el DGSI a Josu Ternera, de 69 años de edad, en su residencia cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, en una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno y a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia.

En un hospital
El integrante de la organización terrorista ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses fuedetenido en la localidad de Sallanches a las 07.30 horas en el aparcamiento cuando se dirigía a ese centro hospitalario, en el que trabaja un millar de personas y al que acudía por el seguimiento de su enfermedad.


Según el departamento que dirige en funciones Fernando Grande-Marlaska, la detención de este veterano terrorista representa “la muestra del compromiso en la lucha contra el terrorismo y en el resarcimiento a todas sus víctimas”, un compromiso que, añade Interior, se mantienen en la búsqueda de otros terroristas huidos de la acción de la justicia, manteniendo contactos con decenas de cuerpos policiales y servicios de inteligencia de terceros países.


Josu Ternera llevaba prófugo de la Justicia desde 2002, año en la que protagonizó su última aparición pública, en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas.


Con Josu Ternera cae el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones, incluido la de negociador en los fallidos procesos de diálogo con el Gobierno.

Los esfuerzos desarrollados fueron una labor permanente que se intensificó a raíz de su participación en el último comunicado de ETA el día 3 de mayo de 2018, subrayó Interior. Fueron muchas las pistas seguidas para descubrir la localización del terrorista en los Alpes franceses.

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, calificó su detención como paso “muy importante para la defensa de la dignidad” de todos los afectados. Su homóloga en la Asociación Víctimas del Terrorismo, Maite Araluce, dijo que muchas personas de este colectivo estarán ya más tranquilas, mientras que Dignidad y Justicia anunció que pedirá su inmediata extradicción.


El Colectivo de Víctimas del Terrorismo espera que ahora sean detenidos “el resto de miembros de la banda terrorista que están huidos y que tienen causas pendientes con la justicia”.


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha celebrado la detención y reconoció la labor y la cooperación de la Guardia Civil y los servicios de investigación franceses. El líder del PSOE también dedicó un recuerdo a la labor del exministro del Interior recientemente fallecido, Alfredo Pérez Rubalcaba.


El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, valoró la detención y felicitó a la Guardia Civil por su “ejemplaridad” y a Francia por su colaboración, y el líder de Cs, Albert Rivera, dijo que “las víctimas del carnicero van a dormir más tranquilas, vamos a dormir tranquilos muchos españoles”.


Por su parte, el lehendakari, Íñigo Urkullu, comentó que “la historia no terminó hace un año con la disolución de ETA”, porque aún existen “atentados pendientes de ser esclarecidos” y no solamente los cometidos por la organización terrorista.


Josu Ternera está procesado en cuatro causas en la Audiencia Nacional: el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta en 1980, el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en el año 1987, la financiación de ETA a través de “herriko tabernas” y la acusación de delitos de lesa humanidad junto con otros cuatro antiguos dirigentes de la banda.


Josu Ternera nunca fue juzgado por estos casos, ya que en España no existe el enjuiciamiento en rebeldía por lo que cada encargado de la investigación en la Audiencia Nacional libró su orden internacionales de detención.

Comentarios