sábado 26/9/20

La FEMP rompe el consenso al aprobar el pacto del superávit el PSOE en solitario

IU y Podemos se abstuvieron en la votación sobre el uso de los remanentes de los municipios
El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero | ep
El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero | ep

La propuesta de Hacienda para que los ayuntamientos puedan usar sus ahorros solo convenció a los alcaldes socialistas, que ayer votaron a favor en la Junta de Gobierno de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), que, desde hace años, se preciaba de sacar por consenso sus acuerdos.  

Semanas de negociación concluyeron con un documento en el que el Gobierno se compromete a distribuir 5.000 millones de los presupuestos entre los ayuntamientos con remanentes, propuesta que sólo recibió el respaldo del PSOE y se tradujo en un empate, que hizo intervenir al presidente de la FEMP y alcalde socialista, Abel Caballero, cuyo voto de calidad salvó el acuerdo. 

Además, este acuerdo mantiene que las entidades locales voluntariamente pondrán a disposición del Gobierno sus remanentes de tesorería, y el Estado se compromete a transferirles 2.000 millones de sus remanentes este año y 3.000 millones el que viene, y devolver el 100% de lo entregado en diez años, a partir de 2022. 

Pero la votación que ya se preveía reñida, tras las negociaciones “in extremis” del fin de semana, pusieron sobre la mesa la división en el seno de la FEMP. 

La Junta de Gobierno compuesta por 25 miembros se partió justo por la mitad: la votación arrojó 12 votos a favor del PSOE y 12 en contra (10 del PP, uno de Cs y otro del PdeCat). IU-Podemos optó por la abstención por entender que el acuerdo es mejorable, pero que se podía mejorar en el trámite parlamentario.  

Trámite que comienza su andadura, ya que hoy el Consejo de Ministros aprobará con toda probabilidad el acuerdo, que deberá ser convalidado en el Congreso. 

La aprobación de la propuesta de Hacienda, que también suspende el cumplimiento de la regla de gasto para los ayuntamientos en 2020 e incluye un fondo de 275 millones ampliable a 400 por el déficit en transporte durante la pandemia, suscitó críticas y reproches en especial en el PP.  

El vicesecretario de Comunicación de los populares, Pablo Montesinos, reprochó a la FEMP que “dinamite” el consenso en la institución y anunció que pedirán la comparecencia de la ministra de Hacienda en la Cámara Baja.  

También el líder del PP, Pablo Casado, criticó que se rompa el consenso que siempre marcó estas decisiones “y se deje fuera a los que más lo necesitan para que los afectados tengan ayudas”. 

Desde la portavocía popular de la FEMP, Jorge Azcón, advirtió de que la propuesta de Hacienda es un “despropósito intolerable” que “crea, de un plumazo en España, ciudades de primera y de segunda” y advirtió de que su formación hará todo lo que esté en su mano para evitarlo, si bien no anticipó qué medidas podrían adoptar en las próximas semanas.  

Desde la presidencia de la FEMP, Caballero, puso en valor un acuerdo histórico y señaló que hay que remontarse 12 años atrás, “al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, para encontrar algo parecido. Y ahora es Pedro Sánchez, quien, de nuevo, inyecta recursos financieros a las corporaciones municipales”. 

En este sentido, el presidente de la Femp explicó ayer que los ayuntamientos podrán usar el dinero en actuaciones que se desarrollen en el ámbito de la agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura, de forma que las entidades locales tendrán un papel destacado en la reconstrucción del país tras la emergencia sanitaria.

Comentarios