jueves 28.05.2020

La familia de Víctor Laínez insiste en que su muerte fue un asesinato

El Tribunal Superior de Aragón declara nulo el juicio del “crimen de los tirantes” y acuerda su repetición
Macarrón, abogado de la familia de Laínez (c), y Arranz (i) de la acusación popular, durante la vista oral contra la sentencia | AEC
Macarrón, abogado de la familia de Laínez (c), y Arranz (i) de la acusación popular, durante la vista oral contra la sentencia | AEC

El representante legal de la familia de Víctor Laínez, víctima del conocido como el caso de los tirantes, valoró la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) de anular el juicio con jurado que se celebró el pasado mes de noviembre contra el antisistema Rodrigo Lanza, al que considera responsable de un asesinato “en toda regla”.

El letrado Juan Carlos Macarrón explicó que la familia de Laínez recibió con emoción la decisión del tribunal aragonés de anular tanto la sentencia que condenó a Lanza a cinco años de prisión por homicidio imprudente como el veredicto del jurado que determinó este resultado.

Según este abogado, las pruebas aportadas en relación a lo ocurrido en un bar del casco histórico de Zaragoza el 8 de diciembre de 2017 evidencian, a su juicio, que Víctor Laínez fue víctima de un asesinato con ensañamiento.

Sin embargo, añadió, “el jurado, no sé si influido por la defensa, emitió un veredicto muy malo con datos genéricos, con contradicciones muy evidentes y sin apreciar ni valorar pruebas forenses muy importantes para apreciar lo que nosotros entendíamos que había ocurrido”. En este sentido, insistió en que estas pruebas, tanto testificales como periciales, muestran que Laínez fue atacado por la espalda, y que cuando cayó al suelo fue golpeado violentamente y de forma reiterada por parte de su agresor.

El letrado también explicó que “si (Lanza) estaba asustado y no tenía intención de matar, pudo preocuparse por la víctima cuando estaba en el suelo o escapar, pero no hizo nada de esto”.

También criticó que el jurado no valorara en su veredicto el informe de los forenses judiciales, que defendían que Laínez recibió un fuerte impacto en el cráneo con un objeto metálico contundente, y apostaran por la tesis de la defensa de que este golpe fatídico se lo produjo él mismo al caer al suelo.

“Nosotros –incidió– defendemos que Víctor cayó al suelo y fue machacado sin tener la posibilidad de defenderse, y que la actuación de Lanza evidencia maldad y un dolo eventual de matar”.

Además, Juan Carlos Macarrón anunció que presentará un escrito ante el tribunal encargado del caso para que prorrogue la prisión provisional del acusado, que solicitó ser liberado tras la primera sentencia, de los dos años establecidos legalmente como límite a un total de cuatro.

Comentarios