viernes 23/10/20

Un exdirectivo afirma que Blesa decidía quién podía beneficiarse de las tarjetas

El exsecretario del consejo de Caja Madrid Enrique de la Torre apuntó ayer a su expresidente Miguel Blesa como la persona que decidía quiénes eran los beneficiarios de las tarjetas opacas y al ex director financiero Ildefonso Sánchez Barcoj como el encargado de gestionarlas.

El exsecretario del consejo de administración de Caja Madrid, Enrique de la Torre, con su abogado                     efe
El exsecretario del consejo de administración de Caja Madrid, Enrique de la Torre, con su abogado efe

El exsecretario del consejo de Caja Madrid Enrique de la Torre apuntó ayer a su expresidente Miguel Blesa como la persona que decidía quiénes eran los beneficiarios de las tarjetas opacas y al ex director financiero Ildefonso Sánchez Barcoj como el encargado de gestionarlas.
De la Torre, que gastó 320.700 euros con su tarjeta, declaró como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, al que explicó que cuando aludió en un correo a unas tarjetas “black a efectos fiscales”, se refería a que eran “neutrales para Hacienda” y que era la entidad la que asumía la retención.
Según declaró, algunos de los exdirectivos, entre ellos él mismo, contaban con dos visas, una para gastos de representación y otra para uso personal, que por tratarse de un complemento retributivo no se debían justificar los gastos.
El fiscal le preguntó por el carácter “secreto” de varios correos en los que aludía a las polémicas tarjetas, entre ellos el que desvelaba la existencia de una “tarjeta visa de gastos de representación, black a efectos fiscales”, o el que mencionaba su carácter “delicado” y alertaba de “filtraciones”.
Sobre ellos, insistió en que todo lo relativo al sistema retributivo es “sensible”, “delicado” y “reservado”, por lo que debe tratarse con “mucho cuidado”.
Mientras, Andreu, que la semana pasada requirió a Bankia y a la Fundación Caja Madrid que aporten “detalle específico de los importes que han soportado en sus cuentas” como consecuencia del uso de estos plásticos, quiso saber si le parecía “normal” que esta retribución no estuviese documentada, a lo que reconoció que aunque no figuraba en su contrato, no le “pareció irregular”. El imputado admitió que él entregó físicamente varias visas, pero se desmarcó de su operativa subrayando que era el departamento de Medios y su responsable, Barcoj, el que tenía “el control” sobre las retribuciones de la caja, mientras que Blesa decidía quiénes podían gozar de una tarjeta y con qué límite.
Por su parte, el que fuera director general de Economía de la Comunidad de Madrid Pablo Abejas, que efectuó unos gastos de 246.700 euros, alegó que él era “beneficiario” pero no contratante de su tarjeta, que entendió siempre como de libre disposición y que “contaba con todas las bendiciones”.
Los once imputados que comparecieron ayer, y para los que el fiscal no pidió fianza, coincidieron en que estos plásticos eran de libre disposición y en que sobre ellos no había ningún tipo de delimitación, aunque se les prohibió sacar en efectivo.
Preguntados por qué no agotaron los límites de sus tarjetas a pesar de ser un complemento a su sueldo, explicaron que lo intentaban, pero que como no se debían justificar, trataban de memorizar o apuntar a mano los gastos efectuados para no sobrepasarlos. Además, defendieron que ignoraban que sus tarjetas no estuviesen incluidas en su certificado de haberes, a excepción de Antonio Rey de Viñas (191.500), y Javier de Miguel (172.700), que especificaron que lo sabían pero que pensaron que estaba “arreglado” desde el punto de vista fiscal con la caja.
El exsocialista Ángel Gómez de Pulgar (149.700) y el miembro de la comisión nombrado a propuesta del PP Antonio Cámara (178.000) aludieron a un acuerdo con la Agencia Tributaria, aunque el segundo habló también de otro con el Banco de España.
El juez retomará los interrogatorios el jueves, cuando ha citado a otros trece imputados, entre ellos el exjefe de gabinete de la secretaría de Estado de Hacienda José María Buenventura (63.000) o el expresidente de Renfe Miguel Corsini (46.700).
Los interrogatorios concluirán el viernes con las declaraciones de, entre otros, el exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno (223.900).

Comentarios