jueves 3/12/20

ETA escenifica hoy su desarme tras cinco años de intentos de negociación

ETA entregará hoy su arsenal a través de las organizaciones que ha elegido como mediadoras tras reclamar, sin éxito, un acuerdo de máximos de tú a tú con el Gobierno en una veintena de ocasiones desde su cese de la violencia el 20 de octubre de 2011.

Dos personas caminan ante un mural de Bayona en apoyo a la banda terrorista ETA | REGIS DUVIGNAU (reuters)
Dos personas caminan ante un mural de Bayona en apoyo a la banda terrorista ETA | REGIS DUVIGNAU (reuters)

ETA entregará hoy su arsenal a través de las organizaciones que ha elegido como mediadoras tras reclamar, sin éxito, un acuerdo de máximos de tú a tú con el Gobierno en una veintena de ocasiones desde su cese de la violencia el 20 de octubre de 2011. En estos cinco años, cinco meses y 19 días, ETA ha pasado de exigir un acuerdo de máximos sobre sus históricas reivindicaciones a claudicar y anunciar su desarme unilateral, recurriendo a una serie de organizaciones de su entorno y a los ‘verificadores internacionales’ que protagonizaron la falsa entrega de armas de 2014.

La debilidad de ETA, que mantiene en la clandestinidad a una veintena de dirigentes, la mayoría sin experiencia, es fruto de la presión policial y del portazo de los gobiernos de España y Francia a dialogar directamente con la banda. Antes de la falsa entrega de armas en 2014, Josu Ternera, David Pla e Iratxe Sorzabal fueron expulsados de Noruega en febrero de 2013 cuando trataban de abrir una nueva negociación con el Gobierno.

Una veintena de comunicados
ETA ha mostrado su visión sobre la situación en una veintena de comunicaciones públicas, con entrevistas, comunicados o comunicaciones internas, en las que ha ido rebajando las condiciones hasta llegar a reconocer en uno de sus últimos pronunciamientos la imposibilidad de mantener oculto su arsenal ante la presión policial, haciendo así válida la advertencia lanzada reiteradamente desde el Gobierno: “Si ETA no entrega las armas, se las quitaremos nosotros”.

Los “mediadores” que deberán facilitar la entrega de las armas ultimaron ayer los detalles de una operación que se desarrolla en el mayor hermetismo, marcado por la posibilidad de que se puedan practicar detenciones. Uno de los autodenominados “artesanos de la paz”, el presidente de honor de la Liga francesa de Derechos Humanos (LDH), Michel Tubiana, explicó a Efe que los intermediarios “confían” en que el Gobierno francés “sea cooperante” y no se produzcan arrestos que a su juicio ensombrecerían el desarme.

Con todo, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ya ha abierto diligencias en relación con la petición de la Fiscalía de cursar una comisión rogatoria a Francia para recabar información sobre el arsenal de armas.

Herramientas de delitos
La Fiscalía está interesada en conocer el material que se entregue finalmente para poder determinar si alguna de las armas forma parte de algún procedimiento contra la banda terrorista.

No obstante, las fuerzas de seguridad tienen pocas esperanzas de que las armas entregadas por ETA sirvan para arrojar luz sobre los 224 atentados sin resolver, ya que estarán “limpias” de pruebas y muchas ni siquiera se habrán facilitado a los “mediadores”. l

Comentarios