miércoles 28/10/20

ETA debate poner fin a la organización antes de verano para impulsar “el proceso independentista”

ETA está sometiendo a debate y votación un documento para “cerrar el ciclo y la función” de la banda, un proceso que se espera concluir para antes del verano, y que supondría el final de la organización

Vista del recibimiento de los etarras Ignacio Otaño e Iñaki Igerategi, en la localidad de Andoain | aec
Vista del recibimiento de los etarras Ignacio Otaño e Iñaki Igerategi, en la localidad de Andoain | aec

ETA está sometiendo a debate y votación un documento para “cerrar el ciclo y la función” de la banda, un proceso que se espera concluir para antes del verano, y que supondría el final de la organización como tal, aunque no de la actividad de sus “militantes” que, según asegura la banda, deberán impulsar “el proceso independentista”. En este sentido, afirma que delega en la izquierda abertzale “la lucha” por sus objetivos y ya no será “un agente”, pero mantendrá algunas labores como impedir “utilizaciones malintencionadas de las siglas de ETA”.

Un elemento necesario
El diario “Gara”, en su edición de este jueves, dio a conocer extractos del texto que se debate, redactado en el mes de abril de 2017, en el que la banda señala que su decisión es “un elemento necesario para generar nuevas situaciones” con el fin de “fortalecer el proceso político” hacia la independencia “en todos los ámbitos”.
“Nos corresponde cerrar el tiempo del conflicto armado y las situaciones relacionadas, para ofrecer todas nuestras fuerzas a potenciar el proceso político”, señala, para apuntar que “la única forma de hacerlo” es que tomen “directamente la iniciativa, sin esperar a nada ni a nadie”.
El diario vasco destaca “la alta participación” que está teniendo en el seno de ETA este debate. El proceso, según añade, se articula sobre la base de tres documentos: uno de contextualización histórica, otro que resume el periodo desde 2009 a la actualidad, y un tercero que contiene la propuesta política, la única que se somete a escrutinio en su globalidad, con la opción de votar “sí”, “no” o en blanco.
En caso de que este documento de la dirección de la organización terrorista sea aprobada, el “final del ciclo y la misión” de ETA serán dadas a conocer públicamente, lo que conllevaría su desaparición. En este sentido, la banda apunta que, entonces, “no será ya un agente que interpela y es interpelado”, sino que solo quedarán algunas labores como impedir “utilizaciones malintenicionadas de las siglas de ETA”.
La dirección de la banda señala que su fin no supone acabar con su “labor, sino al contrario”. “Esta es una propuesta para avanzar y, para ello, resulta muy importante que toda la fuerza militante creada bajo la influencia de ETA y a su alrededor aporte en la izquierda abertzale, en el proceso independentista, en el movimiento popular”. “No es el momento de irse a casa. Por el contrario, la presente fase política necesitará la fuerza e impulso de todos y todas, como nunca”, asegura.
En su documento, la dirección de la banda dice que no pretende “ocultar que el proceso de liberación padeció unos años de crisis”, pero resalta “que las condiciones para seguir adelante continúan intactas”. “La clave está en levantar el proceso independentista y eso marca el norte de las decisiones de ETA”, manifiesta.
El texto asegura que, “para construir un futuro compartido, ETA ha renunciado siquiera a intentar imponer la integridad de su relato”. En todo caso, afirma que la izquierda abertzale “no abjurará de sí misma, ETA no renegará de su aportación, pese a estar abierta a la autocrítica, pero tampoco demandará su total legitimación a aquellos que están dispuestos a recorrer el camino de la construcción del Estado Vasco”.
Considera que, “más que de la organización, habrá necesidad de los militantes, para expandir en diferentes ámbitos los valores, el compromiso, la determinación mostradas durante estos años”.

Comentarios