miércoles 27/1/21

El empleo se acelera tras la cuarentena con su mejor dato desde julio del 2015

El paro se reduce en 90.000 personas por primera vez desde el confinamiento, 
la mayor cifra 
desde 1997 
Un grupo de turistas atiende a las explicaciones de su guía, ante la Catedral de Barcelona | enric fontcuberta
Un grupo de turistas atiende a las explicaciones de su guía, ante la Catedral de Barcelona | enric fontcuberta

La reanudación de la actividad tras el fin del estado de alarma por el Covid-19 impulsó la creación de empleo hasta su mejor julio desde 2005, al sumar 161.217 trabajadores, aunque la afiliación continúa muy por debajo de los niveles previos a la crisis sanitaria.

En esa misma línea, el paro registrado descendió por primera vez desde el inicio del confinamiento, con una reducción de 89.849 personas con respecto a junio, la mayor bajada para un mes de julio desde 1997.

El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, hizo una valoración “positiva” pero “cautelosa” de estos datos, que han estado muy influidos por la recuperación del sector servicios y especialmente de la hostelería.

La afiliación a la Seguridad Social aumentó en julio en 161.217 trabajadores en términos medios, hasta un total de 18.785.554, el mayor incremento desde 2005 y el tercer mes consecutivo al alza, con lo que “continúa el proceso de recuperación paulatino”, según el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo.

Esta recuperación está ligada al crecimiento del empleo turístico, ya que e sector hostelero lideró la creación de empleo con 66.924 afiliados más, según explicó el secretario de Seguridad Social, quien advirtió de que se partía de datos bajos y que en algunos lugares, como los archipiélagos, la situación laboral “es muy mala”.

Así, la afiliación a 31 de julio era 884.869 personas inferior a la del 12 de marzo, cuando se anunció la alarma, un desfase que en su mayor parte (510.902 empleados) corresponde al sector servicios.

La afiliación del régimen general creció en 141.117 personas en julio, con repuntes en todos los sectores salvo la educación, que pierde 82.789 trabajadores en coincidencia con el fin de curso, mientras que los autónomos sumaron 17.506 altas, hasta un total de 3.262.758, lo que supone recuperar “prácticamente” el nivel previo a la crisis.

En julio también se registró el primer descenso del paro desde febrero, antes del confinamiento, con una reducción de 89.849 personas, la mayor desde 1997.

Esto deja el total de desempleados en 3.773.034, lejos de los 3,25 millones de febrero y de los 3,01 millones de julio de 2019.

El paro descendió en todos los sectores salvo la agricultura. donde aumentó en 11.108 personas. No obstante, bajó sobre todo en los servicios (84.563 personas), así como en la industria (9.444), la construcción (6.556) y el colectivo sin empleo anterior (394).

Por comunidades autónomas, el paro subió en julio en Madrid, Murcia y La Rioja, mientras que se redujo en el resto de regiones, especialmente en Andalucía (21.901 personas), Comunidad Valenciana (21.782) y Cataluña (15.670).

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) abonó en junio 2.263.819 de prestaciones, lo que supuso un desembolso de 4.115 millones de euros, 1.411 millones menos que en mayo, principalmente por la reincorporación de los trabajadores acogidos a un ERTE, una tendencia que según el secretario de Empleo continuará en julio con una reducción de 1.000 millones adicionales.

Asimismo, Pérez Rey destacó que en julio se registraron 1.536.122 contratos, lo que refleja la recuperación de una cierta normalidad a pesar de ser una cifra un 29,5 % inferior a la del mismo mes de 2019, al tiempo que ha lamentado que solo un 9,19 % de ellos fueran indefinidos.

Comentarios