jueves 22/10/20

El PP impide que Rajoy hable sobre Bárcenas pese al clamor de los grupos

El PP impidió ayer, en un áspero debate, que el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca en el Congreso para dar explicaciones por el caso “Bárcenas” pese al clamor de la oposición

los miembros del grupo popular conversan antes de la reunión de la diputación permantente	efe
los miembros del grupo popular conversan antes de la reunión de la diputación permantente efe

El PP impidió ayer, en un áspero debate, que el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca en el Congreso para dar explicaciones por el caso “Bárcenas” pese al clamor de la oposición, a la que acusó de “apadrinar” al extesorero del Partido Popular y de ser “rehenes” de su estrategia.
Todos los grupos de la Cámara se unieron para exigir la comparecencia extraordinaria y urgente de Rajoy tras las últimas revelaciones y advirtieron de que, en caso de no hacerlo, estarán dando por bueno el refrán de “quien calla, otorga”.
Un bronco debate que encendió los ánimos en la Diputación Permanente, sobre todo después de la intervención del portavoz del PP, Alfonso Alonso, quien rechazó la comparecencia de Rajoy al considerar que no hay base para ello y advirtió además a la oposición de que, al pedirla, “apadrina” a un “delincuente” y a un “mentiroso”.
“¡Bárcenas es un delincuente, pero es su delincuente y ese es el problema que tienen!”, le espetó después el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, al igual que el resto de portavoces de los grupos de la oposición, pidió un turno adicional de réplica al sentirse aludido por las palabras de Alonso.
Y es que el portavoz del PP fue especialmente vehemente en la defensa de la “honorabilidad” de Rajoy, pero también a la hora de sacar a relucir los “trapos sucios” de los otros partidos.
Por ejemplo, al PSOE le afeó los ERE fraudulentos de Andalucía y a Amaiur le reprochó que hable de financiación ilegal cuando no condenó ni el llamado “impuesto revolucionario” de ETA y “el tiro en la nuca”.
El ambiente ya estaba caldeado en el Congreso desde esta mañana, al conocerse que el PP no aceptaba que en el pleno extraordinario de la próxima semana se incluyera sesión de control y que, además, el orden del día de la Diputación Permanente fuera a postergar el debate sobre Bárcenas hasta la noche.
Para evitar este “apagón informativo”, en palabras de la oposición, todos los grupos salvo el PP se pusieron de acuerdo para retirar algunos puntos para agilizar el debate.
Después, en sus intervenciones, la oposición exhortó al PP a aceptar que el presidente del Gobierno dé explicaciones en un pleno urgente por considerar que está en juego la credibilidad del Ejecutivo y la confianza de España, habida cuenta de que Bárcenas fue durante mucho tiempo una persona de la confianza de Rajoy.
Rubalcaba acusó al PP de “mentir sistemáticamente” durante los últimos cinco años y advirtió a Rajoy de que el silencio sobre este caso consagrará entre la ciudadanía la máxima del refranero: “Quien calla, otorga”.
“Voten a favor. Si no lo hacen, cometerán un error grave para el PP, muy grave para el señor Rajoy, pésimo para esta Cámara y nefasto para la democracia española”, pidió el secretario general del PSOE.

Comentarios