miércoles 25/11/20
CASO BÁRCENAS

El acto de conciliación Bárcenas-PP se celebrará en las próximas tres semanas

El acto de conciliación entre Luis Bárcenas y el PP por despido improcedente se celebrará en las próximas tres semanas, ya que el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) tiene que fijarlo en los siguientes 15 días hábiles desde la solicitud, es decir, antes del 20 de marzo.

Imagen de televisión del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, contestando a las preguntas de los periodistas a la salida hoy  de su domicilio.EFE
Imagen de televisión del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, contestando a las preguntas de los periodistas a la salida hoy de su domicilio.EFE

El acto de conciliación entre Luis Bárcenas y el PP por despido improcedente se celebrará en las próximas tres semanas, ya que el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) tiene que fijarlo en los siguientes 15 días hábiles desde la solicitud, es decir, antes del 20 de marzo.

Bárcenas ha registrado esta semana una demanda de conciliación en el SMAC de la Comunidad de Madrid, lo que supone la fase previa a la vía judicial ya que persigue un eventual acuerdo entre el trabajador y la empresa.

Según los plazos estipulados en la ley, Bárcenas tenía veinte días hábiles desde la fecha de su despido para presentar la conciliación, paso obligado antes de una demanda laboral, y desde que efectivamente lo hizo se fijan otros quince días hábiles para que se celebre la reunión con el PP en busca de un acuerdo.

Según han informado a Efe abogados laboralistas, en el momento en que Bárcenas presentó la solicitud de conciliación el SMAC ya le notificó la fecha en que se celebrará el acto, lo que suele ocurrir apurando el plazo de quince días dado el volumen de trabajo que acumula este servicio.

Ahora, el SMAC tiene que notificar al PP esta fecha, lo que hace por correo ordinario y por tanto tarda de dos a tres días en llegar al partido desde el momento en que se solicitó la intermediación.

Las dos partes tienen obligación de comparecer. Si Bárcenas no lo hiciera, se estimaría que desiste de su demanda y, si el abogado del partido no acudiera o bien no se llegara a ningún acuerdo, Bárcenas podría entonces interponer una demanda por despido improcedente en los juzgados de lo social.

El extesorero tendría entonces alrededor de dos días hábiles (ya que tenía veinte para presentar la demanda desde su despido el día 31 de enero y ha agotado unos 18) para acudir a los juzgados de lo social.

Según informa el diario El País, en la papeleta de conciliación Bárcenas precisa que trabajó para la formación política como asesor hasta el pasado 31 de enero, cuando fue dado de baja "sin su consentimiento".

Bárcenas sostiene que hasta el pasado enero percibió del PP "21.300,08 euros brutos al mes, incluido el prorrateo de las pagas extraordinarias", cuando el partido afirma que dejó de ser tesorero del partido y de tener ningún tipo de relación laboral con el PP en abril de 2010.

Comentarios