miércoles 16.10.2019

El director de la Agencia Tributaria afirma que en el organismo no se pide el carné político a nadie

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, dijo ayer que ni pide el carné político ni le interesa la ideología de ningún funcionario.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro	EFE/JuanJo Martín
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro EFE/JuanJo Martín

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, dijo ayer que ni pide el carné político ni le interesa la ideología de ningún funcionario, ya que considera que pensar igual que otra persona no es garantía de mayor entendimiento a la hora de trabajar juntos.
Menéndez dijo en declaraciones a Onda Cero que el hecho de que ex altos cargos de la época socialista ocupen máximas responsabilidades en la Agencia es algo “absolutamente normal” que “no genera ningún problema”, después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, haya asegurado que estaba llena de socialistas.
Para Menéndez, las declaraciones del ministro solo ponen de manifiesto que no hay injerencia política, puesto que hasta ahora Montoro no conocía esta circunstancia.
Al respecto, aseguró que en lo que va de legislatura se han destituido a 104 personas que ocupaban puestos de libre designación en la Agencia, mientras que en igual periodo de la primera legislatura socialista de José Luis Rodríguez Zapatero fueron destituidas 119 personas.

caso nóos
Preguntado por la controversia generada por los informes sobre la situación fiscal de la infanta Cristina en el marco del caso Nóos, Menéndez explicó que se elaboró un primer informe en el que las rentas de la actividad de la sociedad se le adjudican a una única persona física, que es quien realiza, administra y gestiona la empresa.
Sin embargo, añadió, que el juez que instruye el caso, José Castro, solicitó otro informe en el que las rentas debían ser imputadas a la sociedad (y no a la persona física) de forma que “ese cálculo da una cuota inferior a 120.000 euros”, el límite a partir del cual es un delito fiscal.
Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, negó que el ministro de Hacienda haya cuestionado la profesionalidad de la Agencia y dijo que el Ejecutivo ha defendido siempre tanto esa profesionalidad como la “independencia” del organismo.
Según el portavoz popular, lo que ha hecho el ministro es una “reorganización de la Agencia” que va a explicar hoy en el Congreso, y añadió que a él le valdrá lo que Montoro diga al respecto en las Cortes.
Sin embargo, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, dijo ayer que Montoro es “un artista del espectáculo político y la distracción” y que, “si él ve socialistas en la Agencia Tributaria”, ella ve “demasiados amnistiados que además son amiguetes” suyos.
De cara a la interpelación que hoy dirigirán los socialistas a Montoro en la sesión de control sobre los ceses que se están produciendo en la Agencia Tributaria, la portavoz dijo que espera que “Montoro no haga de Montoro, sino de ministro de Hacienda,” y ofrezca una explicación “seria” y “rigurosa” e informe de lo que está ocurriendo.
Si no lo hace, el PSOE pedirá la creación de una comisión de investigación –recordó Rodríguez–, por considerar que es “gravísimo” lo que se está conociendo de ese organismo.

Comentarios