martes 1/12/20

Delgado insiste en que no dimitirá: “Esta ministra no va aceptar el chantaje”

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, rechazó una vez más ayer en el Congreso que vaya a dimitir de su cargo, pese a que el PP se lo haya sugerido por “dignidad”, y aseguró que ni ella, ni el Gobierno de Pedro Sánchez “va a aceptar el chantaje de nadie”.

Dolores Delgado durante su intervención ante el pleno del Congreso | fernando villar (eff)
Dolores Delgado durante su intervención ante el pleno del Congreso | fernando villar (eff)

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, rechazó una vez más ayer en el Congreso que vaya a dimitir de su cargo, pese a que el PP se lo haya sugerido por “dignidad”, y aseguró que ni ella, ni el Gobierno de Pedro Sánchez “va a aceptar el chantaje de nadie”.
Durante una interpelación urgente, los “populares” volvieron a pedir su dimisión, y en su caso su cese inmediato, tras las polémicas generadas por la gestión de la defensa del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ante la demanda presentada en Bélgica contra él por parte del expresident Carles Puigdemont y por la reciente conversación filtrada que mantuvo con el excomisario José Manuel Villarejo en 2009.
Así lo defendió la diputada del PP María Jesús Bonilla, que ha comenzado su intervención diciendo que “pensaba” que Delgado ya no seguiría encargándose del Ministerio de Justicia. “No puedo entender como usted se puede seguir manteniendo en un puesto haciendo un daño enorme a la Justicia española y a nuestro país”, dijo, porque, a su juicio, se ha “demostrado que ha mentido”.
En este sentido, afirmó que Delgado no dijo la verdad ante sede parlamentaria cuando aseguró que España se encargaría de la defensa tanto el juez instructor del procés como de la soberanía de jurisdicción estarían defendidos. “Ante esto no hizo nada, no defendió la jurisdicción, no defendió a la soberanía y ni a nuestro magistrado”, añadió Bonilla.

Eludir la responsabilidad
Asimismo, hizo alusión a los distintos comunicados de prensa que emitió el departamento de Delgado sobre este asunto y le ha reprochado el cese de los jefes de comunicación del Ministerio por las diversas rectificaciones con el fin de “eludir su responsabilidad”. Al hilo de esto, la ministra recordó que este martes la justicia belga preguntaba si es competente para entrar en el fondo de la demanda y dijo que precisamente ella trataba de “adelantarse” a estos hechos.
La “popular” también achacó las mentiras de Delgado a los audios filtrados sobre la conversación con el comisario jubilado Villarejo –en prisión desde noviembre del año pasado por el caso “Tándem’– y destacó que dijo que no tenía ningún vínculo con él y después “rectificó cuatro o cinco veces”. Se ha visto que tiene una relación “fluida, de amistad” con el policía, ha agregado Bonilla.
Por su parte, la ministra de Justicia comenzó su intervención adelantando que no “va a dimitir” porque, según dijo, quiere acabar con la “parálisis política” que generó el Gobierno de Mariano Rajoy. Con todo ello, Delgado aseguró que en su etapa anterior como fiscal no se ha “achantado” nunca ante terroristas, corruptos o “violadores de los Derechos Humanos” y que, por eso ahora, “ni este gobierno socialista, ni esta ministra va aceptar el chantaje de nadie”.
Por su parte, el Gobierno mantiene el apoyo a Delgado, tras los nuevos audios..“Por supuesto”, respondió la titular de Economía, Nadia Calviño, cuando los periodistas le preguntó si mantenía la confianza.
Más prolija en la defensa fue la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En declaraciones en los pasillos de la Cámara Baja, Montero subrayó que las conversaciones privadas que se han conocido de Delgado no tienen nada que ver con su ejercicio profesional y vida política como representante del Gobierno. l

Comentarios