martes 1/12/20

Críticas y dudas de los sindicatos ante el plan de Educación para fin de curso

ANPE exige que el Ministerio establezca “instrucciones claras” en todas las comunidades
Dos adolescentes observan el patio cerrado de un colegio durante el confinamiento | Iñaki Berasaluce (eP)
Dos adolescentes observan el patio cerrado de un colegio durante el confinamiento | Iñaki Berasaluce (eP)

Los sindicatos acogieron con críticas la solución acordada por la Conferencia Sectorial de Educación para finalizar el curso académico, de la que valoran que concluya en junio, pero lamentan su falta de concreción, exigen que se refuerce el próximo curso y dudan sobre la pertinencia de abrir centros en julio. 

La fórmula adoptada establece que el curso termine en junio, aunque podrá haber actividades formativas voluntarias de refuerzo en los centros escolares en verano para atender al alumnado más vulnerable, la promoción de alumnos sea la norma y la repetición, la excepción. Sindicatos y organizaciones valoraron que el final de curso sea en junio, pero su posición difiere en lo relativo al resto de medida acordadas entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas. 

El sindicato de docentes ANPE exigió que el Ministerio establezca “instrucciones claras” que sean de aplicación en todas las comunidades autónomas, que la evaluación de alumnos sea flexible pero rigurosa y que el siguiente curso comience con una evaluación de diagnóstico para reforzar al alumnado que lo requiera, lo que necesitaría recursos económicos. 

No cumple las necesidades
Desde STES consideran que las decisiones adoptadas no responden a las necesidades actuales del alumnado, que el Ministerio “anuncia medidas que nadie sabe si se podrán cumplir” y que debe atenderse antes a las necesidades de salud física y mental de los alumnos que las del aprendizaje.  “Nuestra propuesta es que el verano tiene que dedicarse a descansar después de meses de confinamiento”, dice STES, que aboga por evaluar en el mes de septiembre las necesidades educativas de cada alumno y a partir de ahí programar el curso y poner en marcha actuaciones de refuerzo y compensación. 

También CSIF, que celebra que concluya el curso en junio y no se opte por un aprobado general, pide comenzar ya a planificar el curso que viene con un incremento de docentes y la reducción de las ratios de alumnos. 

CCOO solicitó una “agenda compartida, clara y contundente con las comunidades autónomas y los agentes sociales”, “unidad y lealtad” a los gobiernos autonómicos y que se debatan las medidas para finalizar el curso con el profesorado.

Comentarios