jueves 22/10/20

Crespo acusa a Ricardo Costa y dice que aceptaron cobrar en “b” del PP

El “número” dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, reveló que el Partido Popular valenciano les expuso que la única forma de pagarles los servicios prestados durante las campañas electorales por las empresas del cabecilla de la trama Francisco Correa

Pablo Crespo declaró ayer en la Audiencia Nacional en el juicio sobre la trama Gürtel | efe
Pablo Crespo declaró ayer en la Audiencia Nacional en el juicio sobre la trama Gürtel | efe

El “número” dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, reveló que el Partido Popular valenciano les expuso que la única forma de pagarles los servicios prestados durante las campañas electorales por las empresas del cabecilla de la trama Francisco Correa, era girando las facturas a los empresarios investigados en la causa y que ellos aceptaron porque necesitaban liquidez para evitar la quiebra.
A preguntas de la fiscal Myriam Segura durante la vista oral que acoge la Audiencia Nacional, Crespo explicó que esta proposición la hizo Ricardo Costa, exsecretario general del PPCV, en una reunión mantenida en su despacho en la que estuvo presente el también investigado Álvaro Pérez “el Bigotes”, responsable de Orange Market.

Forma irregular
El empresario explicó que Costa les confesó que no había dinero para saldar la deuda y que “la única solución” era facturar “a determinados empresarios” para cobrar. Estos últimos, tras el acuerdo alcanzado con la Fiscalía, ratificaron en la primera sesión de juicio que financiaron de forma irregular a la formación presidida en esos momentos por Francisco Camps.
Crespo respondió que no les gustaba la proposición, pero le insistieron en que no había otra alternativa. “Era hacerlo así o no cobrar”, explicó el investigado a preguntas del magistrado José María Vázquez Honrubia durante el juicio por la presunta financiación irregular del PP valenciano.
Pagar a los proveedores 
“Cuando supe de esta reunión llamé a (Francisco) Correa para explicarle exactamente lo que había sucedido y aceptamos hacerlo así porque sino tendríamos que haber hecho un concurso de acreedores y el cierre de la compañía porque en ese momento teníamos deuda vencida en los proveedores y teníamos que pagar a los empleados. No era una cuestión solo de beneficio”, explicó.
A preguntas del abogado del Estado Edmundo Bal, ya al final de su interrogatorio, reconoció    que el encuentro “no fue pacífico” debido a su negativa a la propuesta de Costa de quien dijo que les explicó cómo tendrían que cobrar “pero no a quien ni cómo ni cuanto”.”Podría haber sido más preciso pero la reunión no fue cómoda por mi actitud”, manifestó sin responder quién fue la persona que les dijo a qué empresarios concretos tenían que facturar.
Crespo es el segundo de los investigados que señala a Costa como la persona del PP valenciano desde la cual saldría la orden de pagar en “b” a las empresas de la trama. 
En su declaración del pasado martes, Correa explicó que fue éste quien indicó a una de las empresas de la trama, Orange Market, los empresarios a los que debían facturar los actos de las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y de las generales de 2008 si “querían cobrar”.
El acusado hizo mención a esta reunión justo después de reconocer que la formación popular pagó en negro los eventos y actos electorales de las campañas de 2007 y 2008 contratadas con Orange Market y que se integró en la caja “b” de Correa. l

Comentarios