sábado 20.07.2019

El Congreso rechaza los Presupuestos y abre la puerta a un adelanto electoral

La Cámara Baja solo había tumbado las cuentas en 1995,  algo que provocó que González llamase a las urnas

Pedro Sánchez posa para los fotógrafos durante el debate de totalidad de los presupuestos  | Juan Carlos hidalgo (efe)
Pedro Sánchez posa para los fotógrafos durante el debate de totalidad de los presupuestos | Juan Carlos hidalgo (efe)

Los Presupuestos Generales del Estado de 2019 han sido rechazados en el Congreso con los votos de ERC y PDeCat, que se sumaron a los del PP, Cs, Foro Asturias y Coalición Canaria, lo que abre la puerta a un adelanto electoral.

Los Presupuestos de 2019 cayeron ayer después de que las formaciones independentistas hayan votado conjuntamente a favor de las seis enmiendas a la totalidad, que pedían la devolución de las cuentas públicas y que recibieron 191 votos a favor, 158 en contra y 1 abstención.

De esta forma votaron a favor de las enmiendas a la totalidad PP, Cs, ERC, PDeCat, Foro Asturias, CC, UPN, EH Bildu, dos diputadas de Unidos Podemos y la diputada de CA mientras que en contra votaron el PSOE, Unidos Podemos, PNV y Compromís al tiempo que Nueva Canarias se abstuvo.

El rechazo podría suponer un adelanto electoral que, en todo caso, debe anunciar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La opción de adelantar las elecciones generales al 28 de abril, como se estudia en el entorno más próximo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, suscita dudas y división tanto en el seno del propio Ejecutivo como en el PSOE. De hecho, hay miembros del Gobierno y del partido que apuestan más por convocar a la vuelta del verano.

Diferencia de criterios
En el gabinete de ministros hay tanto defensores de llamar a las urnas cuanto antes como detractores de la opción de celebrar las generales antes de las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo y en pleno desarrollo del juicio a los dirigentes del procés.

La ventaja que presenta convocar ya, según coinciden en señalar fuentes del Gobierno y del PSOE, tiene que ver con aprovechar la foto de las tres derechas (PP, Cs y Vox) en la manifestación del domingo pasado en Colón, que incomoda al partido naranja y que los socialistas perciben como un error de Rivera que les pasará factura porque les aleja del centro, espacio que dejan libre para que el PSOE lo ocupe.

Pero ni siquiera dentro del Ejecutivo todos tienen tan clara esta supuesta ventaja de aprovechar estas imágenes de los últimos días. Hay ministros dentro del Gobierno que opinan que esas instantáneas no van a favorecer al PSOE sino a Vox.

También hay quienes opinan que el momento actual también puede resultar propicio para el PSOE porque, con el recuerdo fresco de la ruptura de las negociaciones con los independentistas para aprobar el Presupuesto, resulta más fácil demostrar y explicarle a la ciudadanía que Sánchez no tuvo nunca pactos ocultos con los soberanistas.

La de ayer fue la segunda ocasión en la que el Congreso tumba unos Presupuestos Generales del Estado en la democracia española, ya que en 1995 la Cámara rechazó las cuentas elaboradas por el Gobierno de Felipe González para 1996 después de que Convergencia i Unió le retirara su apoyo, lo que provocó la convocatoria anticipada de elecciones.

Comentarios