Ciudadanos pide un nuevo pleno para que Torrent explique el “bloqueo” institucional

El grupo de Cs registró ayer en el Parlament un escrito solicitando que de forma “inmediata y urgente” se convoque un nuevo pleno de la Cámara para abordar el bloqueo institucional que se vive en Catalunya y que mantiene paralizada la legislatura.

Ciudadanos pide un nuevo pleno para que Torrent explique el “bloqueo” institucional
Roger Torrent se dirige a la reunión semanal de la Mesa | quique garcía (efe)
Roger Torrent se dirige a la reunión semanal de la Mesa | quique garcía (efe)

El grupo de Cs registró ayer en el Parlament un escrito solicitando que de forma “inmediata y urgente” se convoque un nuevo pleno de la Cámara para abordar el bloqueo institucional que se vive en Catalunya y que mantiene paralizada la legislatura.

La iniciativa, especifica que el pleno debería servir para abordar una propuesta de resolución de Cs que reclama que el presidente de la institución, Roger Torrent, comparezca también de forma “urgente” ante la Cámara para explicar la situación de bloqueo.

Así, Cs busca que el pleno apruebe su propuesta de resolución para que, inmediatamente después, Torrent comparezca en el mismo plenario para “dar las oportunas explicaciones” sobre porqué, casi tres meses después de las elecciones, no presentó aún un candidato viable.
La solicitud del pleno está firmada por los 36 diputados del grupo de Cs y fuentes del partido que lidera Inés Arrimadas recuerdan que esto supone que es obligatorio celebrarlo y exigen que se haga en el plazo “más breve”.

Cs defiende que este pleno serviría para dos cuestiones fundamentalmente: que Torrent “dé la cara” y asuma su responsabilidad ante la parálisis actual, y que empiece a correr la cuenta atrás de dos meses para que la Cámara invista a un presidente o, si no, se convoquen elecciones.
La propuesta de resolución constata que Torrent “está desatendiendo su deber institucional de promover una candidatura viable a la Presidencia de la Generalitat”, tras los plenos fallidos para investir tanto a Carles Puigdemont como a Jordi Sánchez.

Cuenta atrás
Los letrados del Parlament establecieron que el plazo de dos meses (que en un contexto normal tiene el Parlament para votar a un presidente) quedó paralizado con el primer pleno de investidura fallido, y establecieron que quedaría activado de nuevo cuando se celebrara un nuevo pleno de investidura o un acto “equivalente”.

Cs considera que la celebración del pleno sería este acto equivalente que pondría en marcha el reloj de dos meses pasados los cuales, si JxCat, ERC y la CUP persisten en su desacuerdo, se celebrarían de nuevo elecciones.

Por su parte, Roger Torrent, descartó ayer comparecer en el pleno, como le ha solicitado Ciudadanos (Cs), porque considera que esa petición carece de “fundamento jurídico”.
Fuentes del entorno del presidente del Parlament recalcaron que esta petición de comparecencia “no tiene ningún tipo de fundamento jurídico”, por lo que no la hará.

Razonan que la comparecencia ante el pleno solo está prevista para el presidente de la Generalitat o en algún otro procedimiento regulado como el Síndic de Greuges o las entidades, en el caso de las iniciativas legislativas populares.


En este sentido, las mismas fuentes indicaron que no está prevista ni regulada una comparecencia en el pleno del presidente del Parlament ni de ningún otro miembro de la Mesa, ya que el control de los miembros de este órgano se ejerce debatiendo en las reuniones del mismo, con peticiones de reconsideración o a través de la Junta de Portavoces.

Le corresponde al presidente de la Cámara, prosiguieron las mismas fuentes, proponer al candidato a la Presidencia de la Generalitat en función de las propuestas de los grupos, por lo que “si Ciudadanos quiere proponer candidato, como le han pedido otros grupos, puede comunicarlo cuando lo crea conveniente”, añadieron.

Para que la propuesta de resolución de Cs prospere y logre forzar la comparecencia de Torrent, deberían como mínimo lograr el apoyo de la oposición y de al menos uno de los tres partidos independentistas.

Las mismas fuentes explican que esperan que esta solicitud de pleno se tramite en la reunión de la Mesa del Parlament de hoy y, acto seguido, se convoque una Junta de Portavoces para acabar de concretar la sesión plenaria.


Cs ya logró a finales de febrero forzar un pleno del Parlament; en aquella ocasión, para que todos los partidos ofrecieran su visión y sus propuestas para salir del bloqueo institucional.
JxCat, ERC y la CUP aprovecharon ese plenario para aprobar una resolución en la que defendieron el referéndum del 1 de octubre y la legitimidad de Puigdemont como president pese a que fue cesado por el artículo 155.

Sin embargo, aquél mismo día Puigdemont anunció que renunciaba a ser investido presidente, y Cs lo atribuyó a que el pleno que habían logrado forzar había obligado al candidato de JxCat a dar un paso atrás al darse cuenta que no podría ser reelegido.