domingo 29/11/20

Ciudadanos descarta la enmienda a la totalidad y se abre a apoyar los Presupuestos de 2021

La formación naranja dice que logró la eliminación de la subida al diésel, que también es un escollo para el PNV
María Jesús Montero entrega las Cuentas a Meritxell Batet| EP
María Jesús Montero entrega las Cuentas a Meritxell Batet| EP

Ciudadanos da vía libre a la tramitación de los Presupuestos de 2021 después de constatar que el proyecto presentado el martes por el Gobierno incorpora “las líneas naranjas” que exigían como condición previa para negociar las cuentas públicas, descartando la presentación de una enmienda a la totalidad.

Entre esos compromisos, fuentes de Cs aseguraron que lograron que la subida al diésel recogida en el borrador quede suprimida en el procedimiento de las enmiendas, lo que despeja también el camino para el apoyo del PNV, que advirtió de que revisaría su posición si se mantenía.

La tramitación de los Presupuestos tiene, por tanto, vía libre porque Cs no solo no presentará una enmienda a la totalidad sino que no apoyará las que puedan presentar otras fuerzas políticas.

Además de caerse el impuesto al diésel, según Cs, lograron incorporar otras medidas que enmendaban la propuesta presupuestaria de 2019 y que, aseguraron, ahora están reflejadas en el proyecto presentado ayer.

Citan, por ejemplo, la supresión de la subida del 15% en el Impuesto de Sociedades para mejorar la competitividad de las empresas y que “las subidas ideológicas e indiscriminadas de impuestos” que el PSOE y Podemos incluyeron para rentas de trabajo se limiten ahora a las rentas más altas (300.000 euros).

También a Cs le gustó que no haya un incremento del IVA en la educación concertada y tampoco en la sanidad privada por lo que “no se perjudica a sus usuarios en plena pandemia”.

Lucha contra el fraude

Igualmente aplauden que el texto contemple un plan de lucha contra el fraude fiscal, que para Cs siempre fue una necesidad, subrayan.

Ciudadanos cree que ahora puede abrirse una negociación para que las cuentas “puedan dar verdaderamente una respuesta razonable, moderada y sensata” a la crisis sin precedentes que está provocando esta pandemia.

Seguirán intentando cambiar cosas en la tramitación porque aún persisten “muchas diferencias” con la propuesta inicial.

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se mostró confiada en que se logrará “un acuerdo” presupuestario con el PNV, al que se refirió como un “socio preferente” del Gobierno “para toda la legislatura”, pese a que la formación considerara “un mal comienzo” la subida de la fiscalidad del diésel.

La ministra confirmó que el presupuesto contempla margen para posibles ajustes que pueda haber en cuanto a gastos o ingresos y puntualizó “que el Ministerio de Hacienda sabe y conoce que en el proceso de enmiendas se tiene que llegar a acuerdos”.

La ministra aseguró que conoce las “expectativas” de algunos grupos con respecto a las cuentas, unas cuestiones que “se tendrán que ir abordando en el proceso de enmiendas”.

“Para nosotros es muy importante que el conjunto de fuerzas puedan entrar en debate y diálogo en esa negociación”, reiteró.

Montero confió en que el proyecto “sea de utilidad para todos los grupos políticos”, que lo analicen con detalle y participen durante todo el procedimiento de enmiendas.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Artur Mas defendió ayer que el PDeCat y los restantes partidos catalanes deberían permitir la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado, dada la situación de “emergencia total” y la existencia de ayudas europeas, sin que eso signifique un apoyo definitivo, que debería estar ligado a una negociación previa. l

Comentarios