jueves 28.05.2020

Cataluña recomienda no ingresar en unidades de cuidados intensivos a personas mayores de 80 años

Aseguran que estas pautas no son instrucciones y que se tomaron con base científica y criterios éticos
Un trabajadores de la residencia Vitalia en Leganés trasladan a una anciana | efe
Un trabajadores de la residencia Vitalia en Leganés trasladan a una anciana | efe

Un documento interno del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña, que depende del departamento de Salud, aconseja no ingresar en las unidades de cuidados intensivos (UCI) a las personas mayores de 80 años con coronavirus y “evitar ingresos en pacientes con escaso beneficio”.  

Este documento se facilitó a los trabajadores sanitarios del SEM el pasado día 25 de marzo y cuenta con el respaldo del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña, aunque no del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona.  

Así lo explicó ayer el director médico del SEM, Xavier Giménez, que precisó que estas recomendaciones, que no instrucciones, se tomaron con bases científicas y criterios éticos.

Giménez reconoció que las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de Cataluña están llenas de personas de entre 40 y 70 años, de ahí que se haya optado por hacer ingresos fuera de estos centros, como en pabellones polideportivos y hoteles de enfermos menos graves.  

En cuanto a los mayores de 80 años, el documento del SEM indica que estos pacientes recibirán “sólo oxigenoterapia con mascarilla de alta concentración” y que, si no mejora en 15 minutos, se puede “considerar tratamiento de confort (morfina) para paliar la sensación de dispnea”.  

Los pacientes de entre 75 y 80 años recibirán el mismo trato, aunque se plantea en estos casos la respiración asistida como primera opción, y a los menores de 75 años se les tratará con mascarilla de oxígeno, pero si no mejoran se les pondrá un respirador.  

“Cuando se observe futilidad de medidas terapéuticas, se puede dejar al paciente en el domicilio siempre que se pueda asegurar con la red de atención primaria un seguimiento y curas paliativas. En caso contrario, se recomienda trasladar” a un centro sociosanitario, en lugar de urgencias hospitalarias, indica el texto del SEM.  

En estas recomendaciones se ordena a los efectivos del SEM no hacer referencia “a que no hay camas para todos” para denegar el uso de camas de UCI a los familiares de los ancianos.

Esta política cuasi paliativa para los ancianos en Cataluña está avalada por el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña, que también envió un documento por su parte a algunos de sus colegiados en el que se hace referencia a las personas mayores ingresadas en residencias y dice que los que estén en situación final de la vida, se plantee el tratamiento en el mismo lugar, sin traslado a un hospital.

El Observatorio de Bioética de la UB indica en su propio documento sobre esta situación de pandemia que “en cuanto a la edad, se debe considerar el soporte respiratorio máximo en formas distintas a la ventilación mecánica con intubación y oxigenoterapia de alto flujo a los pacientes mayores de 80 años con comorbilidades”, es decir, sin más de una enfermedad de base.

“Los pacientes entre 70 y 80 años sin comorbilidades destacables o con comorbilidad podrían ser candidatos a ventilación mecánica”, indica el Observatorio, que considera que “lo ideal es que las decisiones se tomen por un comité de triaje hospitalario”, un cribado que ahora mismo asumió el SEM, que decide con estos consejos quién va a un hospital o no.  

Por su parte, la consellera de Salud de la Generalitat de Cataluña, Alba Vergés, defendió que los criterios clínicos de los profesionales sanitarios dictan qué tratamiento se da a cada paciente en el marco de la pandemia.

“Los criterios clínicos prevalecen por encima de todo, no dudo de ningún profesional de salud”, aseguró la consellera.

Comentarios