miércoles 12/8/20

Cataluña detecta transmisión comunitaria y endurece las medidas en Lleida y el Segriá

Asturias detecta su primer brote de coronavirus mientras Andalucía rebaja a trece los focos en la región
Un agente realiza un control de movilidad en la entrada de Soses, uno de los pueblos afectados por los rebrotes de Covid-19 | alejandro garcía
Un agente realiza un control de movilidad en la entrada de Soses, uno de los pueblos afectados por los rebrotes de Covid-19 | alejandro garcía

El Govern decretó endurecer las restricciones en Lleida y siete municipios del Segriá, los más afectados por el virus, y disponer las primeras medidas restrictivas en los tres barrios de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) con más casos positivos y donde se detecta transmisión comunitaria. 

El gobierno catalán aprobó a última hora del lunes un decreto ley para imponer medidas restrictivas en ocho municipios del Segriá, comarca confinada perimetralmente desde el pasado día 4, que, aunque no suponen un confinamiento “estrictamente domiciliario” por obligación, sí recomienda no salir de casa si no es imprescindible 

El decreto, que entró ayer en vigor, es la respuesta del Govern a la juez de Lleida que no validó la orden de Salud para confinar domiciliariamente a los 150.000 habitantes de los ocho municipios del Baix Segre, incluida Lleida ciudad, donde bares y restaurantes volverán a poder servir sólo comida y bebida para llevar y las tiendas tendrán que volver a atender con cita previa. 

“No tenemos que volver al confinamiento total, pero sí a las primeras fases de esa etapa de reapertura, en las que no podíamos ir a los bares, no podíamos ir a las terrazas, no nos podíamos encontrar con más de diez personas, no podíamos salir a hacer deporte colectivo”, explicó la portavoz del Govern, Meritxell Budó. 

En estos municipios también se cierran al público piscinas, gimnasios, parques infantiles y equipamientos culturales, excepto bibliotecas y museos. 

En este sentido, los hospitales de Lleida sumaron dos nuevos ingresos en las últimas horas y la cifra total de ingresados por el Covid-19 asciende a 110 pacientes, de los que 12 están en la UCI. 

Asimismo, Cataluña registró ayer 745 nuevos positivos, de los que 197 corresponden a la región sanitaria de Lleida, y de ellos 151 son de la comarca del Segriá. 

La región sanitaria de Lleida concentra el mayor número de nuevos contagios, con un incremento de 57 casos más que los registrados este lunes, mientras que la región sanitaria Metropolitana Sur, a la que pertenece L’Hospitalet de Llobregat, con 129 nuevos positivos, es la que más aumentó en número absoluto de contagios en las últimas 24 horas, cien más que este lunes. 

Por ello, la alcaldesa de L’Hospitalet, Nuria Marín, la consellera de Salud, Alba Vergés, y el conseller de Interior, Miquel Buch, anunciaron que, ante el aumento de casos en los barrios de La Torrassa, La Florida y Collblanc, 300 en los últimos 7 días, decidieron comenzar a aplicar medidas restrictivas, que inicialmente durarán 14 días, empezando por recomendar no salir de casa si no es para ir a trabajar, comprar o hacer gestiones imprescindibles. 

Salud también ha ordenado que los bares y restaurantes de estos tres barrios vuelvan a restringir su aforo al 50 % y no sirvan en la barra, y que los comercios extremen las precauciones, además de prohibir las visitas a las residencias geriátricas y cerrar todos los equipamientos culturales y los locales de ocio nocturno, gimnasios y parques infantiles cerrados, entre otros. 

Asimismo, Vergés pidió que los vecinos de estos tres barrios reduzcan al máximo sus contactos sociales en los próximos 15 días y se limiten a su reducto familiar para intentar cortar las cadenas de transmisión. 

Por su parte, Asturias declaró ayer su primer brote con tres contagios en la comarca occidental que está relacionado con la mujer de 52 años que fue diagnosticada la semana pasada tras regresar de la República Dominicana, según el consejero de Salud, Pablo Fernández. 
Andalucía mantiene 13 brotes activos, nueve en fase de investigación y cuatro en fase de control, en las provincias de Granada, Málaga, Almería y Córdoba con un total de 202 casos confirmados  tras dar superados dos brotes, uno vinculado a una pensión en Algeciras (Cádiz) y otro en el área metropolitana.

Por su parte, el número de casos confirmados que el Departamento de Salud vasco vincula directamente al foco detectado en Ordizia (Guipúzcoa) asciende a 75, cinco más que el sábado.

En Castilla y León, el foco declarado en un campamento de la localidad soriana de Salduero afecta a 12 personas, de las que diez son menores, de entre 7 y 12 años, y dos son adultos.

Asimismo, la Consejería murciana de Salud informó que los casos relacionados con el brote vinculado con un vuelo procedente de Bolivia asciende a 62, de los que 18 están localizados en una empresa hortofrutícola radicada en el municipio de Murcia. Otros 14 son contactos de estos trabajadores.

Por su parte, en Castilla La Mancha dieron por controlados los focos de Albacete y Tarazona, mientras que el de Socuéllamos “está estabilizado”.

Comentarios