sábado 24/10/20

Casado sustituye a Álvarez de Toledo y crea para Almeida la portavocía del partido

Es sustituida por Cuca Gamarra mientras Ana Pastor pasa a ser vicesecretaria de Política Social
La portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo; y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, durante una sesión plenaria en el Congreso, en Madrid (España), a 29 de julio de 2020. En esa sesión, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece para dar detalles del fondo recuperación postCovid acordado en el último Consejo Europeo en un Pleno extraordinario con el que la Cámara Baja cerrará el curso político.
30 JULIO 2020 CÁMARA BAJA;POLÍTICA
Pool
29/07/2020
La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, y el presidente del PP, Pablo Casado | aep

El Partido Popular decidió ayer relevar a Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz del Grupo Popular en el Congreso y nombrará en su lugar a Cuca Gamarra, hasta ahora vicesecretaria de Política Social del partido.

Según informó la formación popular, el presidente del partido, Pablo Casado, convocó el próximo jueves a la Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos, para explicar en una reunión telemática el relevo de la portavoz y los cambios que conlleva en el equipo directivo.

Así, Álvarez de Toledo será relevada como portavoz por Concepción Gamarra, y ésta a su vez será sustituida como vicesecretaria de Política Social por Ana Pastor, la vicepresidenta del Congreso que ya ejerció como portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Reconstrucción.

Además, el presidente del PP decidió promocionar al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, otorgándole el puesto de portavoz nacional del PP.

En un breve comunicado, Casado agradeció a Cayetana Álvarez de Toledo su labor al frente del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, y le manifestó su deseo de que siga contribuyendo a este proyecto tan importante para el futuro de España.

Álvarez de Toledo  fue la apuesta de Casado para portavoz del Grupo Popular tras las elecciones de abril de 2019, en las que fue cabeza de lista por Barcelona, renovó escaño y cargo en los comicios de noviembre.

No obstante, apenas estuvo poco más de un año en el cargo, un tiempo en el que fueron varios sus “encontronazos” con la dirección de Génova.

Según recuerdan fuentes del partido, la apuesta de Casado por la periodista ya fue acogida con frialdad por algunos sectores del partido por sus vínculos con el “aznarismo”, ya que fue jefa de gabinete de Ángel Acebes y colaboraba con José María Aznar en la FAES. Se le reprochaba entonces su renuncia al escaño en 2015 criticando públicamente al entonces presidente Mariano Rajoy.

El discurso de Álvarez de Toledo sobre el feminismo también abrió grietas con Génova. Mientras el partido anunciaba su intención de acudir a la manifestación del 8 de marzo, la portavoz dejaba claro que ella no pensaba acudir y se definía como “feminista amazónica de la escuela de Camille Paglia”. Al final, el PP envió una delegación al 8M encabezada por Cuca Gamarra.

Dos meses después, el pasado mayo, volvió a protagonizar otra polémica que no gustó en el PP al acusar abiertamente a Pablo Iglesias de ser un “hijo de terrorista”, causando revuelo en el PP.

El último “encontronazo” fue cuando tachó de “error” la decisión del rey Juan Carlos I de abandonar España.

Comentarios