• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Casado califica de mala noticia la marcha de Santamaría, a quien no ofreció nada nuevo

El líder del PP, Pablo Casado, admite que es una mala noticia la marcha de la política de Soraya Sáenz de Santamaría, a quien ayer, cuando conoció su decisión, no ofreció ningún puesto distinto a los que ya le había propuesto con anterioridad, y ella tampoco le pidió nada.

Casado califica de mala noticia la marcha de Santamaría, a quien no ofreció nada nuevo
Montserrat, Casado y Maroto conversan en el Congreso | fernando villar (efe)
Montserrat, Casado y Maroto conversan en el Congreso | fernando villar (efe)

El líder del PP, Pablo Casado, admite que es una mala noticia la marcha de la política de Soraya Sáenz de Santamaría, a quien ayer, cuando conoció su decisión, no ofreció ningún puesto distinto a los que ya le había propuesto con anterioridad, y ella tampoco le pidió nada.
Fuentes de la dirección nacional subrayaron que Casado lamenta la decisión de la exvicepresidenta porque entiende que no es bueno que se vaya alguien de su talento y experiencia y porque además, aseguran, tiene mucho “cariño” a quien fue su rival en las primarias para suceder a Mariano Rajoy.
A Casado, en cualquier caso, no le sorprendió la noticia porque él mismo en su momento, recuerdan las mismas fuentes, sugirió que se retiraría de la primera línea de la política en caso de no ser elegido.
En Génova recuerdan que el líder del PP había propuesto a Soraya Sáenz de Santamaría que entrara en el Comité Ejecutivo Nacional como vocal de libre designación junto a los demás candidatos de las primarias y que presidiera una Comisión.
Pero no hablaron de candidaturas porque Casado no decidió aún sobre ese asunto –el PP prometió que las tendrá todas listas el 31 de octubre– y en cualquier caso, recalcan las mismas fuentes, la exvicepresidenta del Gobierno no le pidió nada.
Soraya Sáenz de Santamaría se reunió el lunes con Pablo Casado para comunicarle formalmente su decisión de dejar la política, que, según explicó en un comunicado, tomó tras una “profunda reflexión” y desde el convencimiento de que es “lo mejor tanto para la nueva dirección del PP” como para su familia.
La exvicepresidenta ya formalizó también su salida del Congreso y el mismo lunes por la tarde presentó la renuncia a su escaño.
Mariano Pérez-Hickman, que ayer sustituyó a la exvicepresidenta está citado a declarar el día 19 en un juzgado de Pozuelo de Alarcón (Madrid) en calidad de investigado por un delito medioambiental.
No obstante, esta declaración podría quedar en suspenso después de que Pérez-Hickman haya tomado posesión de su escaño, debido a su condición de aforado.
Los hechos por los que el sustituto de Sáenz de Santamaría está investigado se remontan a su época de concejal popular en Pozuelo de Alarcón. l