sábado 19/9/20

Una caravana de 400 furgonetas cruza Bilbao para exigir el fin de la dispersión de los presos de ETA

Una caravana compuesta por 400 furgonetas se movilizó ayer para reclamar el fin de la dispersión de los presos de ETA. Asimismo, los ocupantes de los vehículos quisieron mostrar toda su solidaridad con los familiares de los reclusos vinculados a la banda. La marcha partió de la localidad de Larrabetzu (Vizcaya) y atravesó Bilbao para finalizar en el punto de origen.
 

Imagen de archivo de una protesta de apoyo a los presos	vincent west
Imagen de archivo de una protesta de apoyo a los presos vincent west

Una caravana compuesta por 400 furgonetas se movilizó ayer para reclamar el fin de la dispersión de los presos de ETA. Asimismo, los ocupantes de los vehículos quisieron mostrar toda su solidaridad con los familiares de los reclusos vinculados a la banda. La marcha partió de la localidad de Larrabetzu (Vizcaya) y atravesó Bilbao para finalizar en el punto de origen.
Organizado por el colectivo de voluntarios Mirentxin Gidariak, la jornada comenzó a las 11.00 de la mañana y se desarrolló durante todo un día en el que se fueron sucediendo las actividades. Los promotores del acto reivindicativo suelen ayudar a los familiares de presos de ETA en sus desplazamientos a las cárceles a los que traslada en furgonetas.
Mediante la movilización, el colectivo pretendió “visibilizar las consecuencias de la dispersión, mostrando la urgencia de acabar con la misma”. 
El número de furgonetas elegido por la organización, 400, supone “una por cada preso, para visualizar la realidad que fin de semana tras otro sufren 400 familias vascas”.
“Este problema no es solamente el de estas familias, no es solamente nuestro, de Mirentxin Gidariak, es un problema de toda la sociedad vasca”, opinaron los representantes.
En este contexto, subrayaron que el colectivo Mirentxin Gidariak seguirá aportando “su granito de arena, sabiendo que no podemos llegar a todos los centros penitenciarios”.

Comentarios