jueves 3/12/20

Bélgica prohibe viajar a Lleida y Huesca mientras el Reino Unido impone a España cuarentena

Aragonés defiende que Cataluña es un lugar “seguro” si se respetan los protocolos sanitarios
Varios pasajeros con mascarillas en uno de los pasillos de la T2 del Aeropuerto de El Prat  | enric fontcuberta
Varios pasajeros con mascarillas en uno de los pasillos de la T2 del Aeropuerto de El Prat | enric fontcuberta

Algunos países están extremando medidas ante los rebrotes en España, como es el caso de Bélgica, que prohibió los viajes no esenciales a Lleida y Huesca, o el Reino Unido, que decidió imponer cuarentena a los viajeros procedentes de España.

En el caso belga, aquellos que lleguen al país desde estas provincias tendrán que someterse a cuarentena de 14 días y a un test de Covid-19, según las últimas recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores belga.

Además, advierte de que debe aumentarse la vigilancia a la hora de viajar a Aragón, Cataluña, País Vasco, Navarra, La Rioja y Extremadura, aunque no prohíbe los desplazamientos a estas áreas.

Por su parte, el Gobierno del Reino Unido decidió exluir a España a partir de hoy de su lista de países exentos de cuarentena, por el aumento de contagios.

La exclusión de esa lista, en la que se incluyen países como Francia, Alemania, Estonia o Eslovenia, pero no Portugal o Estados Unidos, significa que los viajeros que lleguen del Estado español deberán aislarse durante catorce días en territorio británico.

Ante estas decisiones, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, respondió ayer al primer ministro francés, Jean Castex, que también recomendó no viajar a Cataluña, y aseguró que hacerlo es “seguro” si se respetan los protocolos sanitarios.

Aragonés, que acompañó al presidente de su partido, Oriol Junqueras, a una reunión con alcaldes de Girona, quiso aprovechar para transmitir “un mensaje de serenidad y tranquilidad” tanto a residentes y visitantes.

No obstante, admite que “la situación actual no es óptima y tiene impacto económico y social”, pero, frente a la recomendación de Castex, la respuesta de Cataluña es la de explicar las decisiones adoptadas en la comunidad.

Asimismo, el gobierno catalán abrió ayer la puerta a revisar en los próximos días las restricciones en los sectores de la cultura y el deporte en Barcelona y otras localidades afectadas por rebrotes, siempre que lo avalen los datos epidemiológicos.

Esto significa que, si los expertos lo aconsejan y el comité de Protección Civil de Cataluña (Procicat) lo aprueba, cines, teatros o gimnasios podrían empezar a recuperar su actividad.

Así lo explicó el delegado del Govern en Barcelona, Juli Fernández, tras la reunión con la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, la de Salud, Alba Vergés, y el de Interior, Miquel Buch, con los alcaldes metropolitanos.

La posibilidad de relajar las restricciones en estos ámbitos coincide con la orden del Procicat de cerrar todas las discotecas en Cataluña para contener los rebrotes de coronavirus, una medida que las patronales del ocio nocturno Fecalon, Fecasarm y Gremio de Salas de Discotecas de Barcelona y Provincia anunciaron ayer que llevarán a los tribunales.

Las patronales denunciaron que la medida “deja en la más absoluta indefensión y ruina a las más de 35.000 empresas y sus más de 37.000 familias”, y acusaron al Procicat de no haber estudiado ni contestado al plan de desescalada presentado por el sector “hace más de 20 días”.

A la salida de la reunión, los alcaldes que se reunieron con los responsables del Govern reclamaron que la Generalitat que sea más clara a la hora de explicar las medidas de contención.

Todo esto, el mismo día que Cataluña notificó 1.493 nuevos contagios, con un total de 89.727 casos acumulados desde el inicio de la pandemia.

Además, las cifras aportadas por las empresas funerarias registran tres nuevas víctimas mortales en las últimas horas, con lo que el número total de muertos en Cataluña desde el comienzo de la pandemia se eleva ya a 12.677.

Por su parte, Andalucía vigila 34 brotes activos de coronavirus, con 583 contagiados, después de que el Ayuntamiento de Osuna (Sevilla) haya confirmado un foco con seis positivos y más de 30 contactos en un único núcleo familiar cuyos miembros habían pasado recientemente unos días de vacaciones en la región de Murcia.

Asimismo, el Departamento de Salud de Navarra contabilizó ayer cinco brotes nuevos en la Comunidad foral.

En Castellón, la Conselleria de Sanidad valenciana elevó a 59 personas los positivos en el brote detectado hace unos días en una discoteca de la localidad de Peñíscola, mientras que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pidió extremar las precauciones para contener los contagios y favorecer la recuperación económica.

También Asturias detectó otro foco de coronavirus en un establecimiento del barrio de La Corredoria, en Oviedo, que registra tres casos positivos, dos empleados y un cliente habitual de la cervecería.

Comentarios