• Viernes, 17 de Agosto de 2018

Batet recuerda que fue Rajoy el que otorgó el tercer grado a uno de los presos trasladados a Basauri

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, recordó que fue el Gobierno de Mariano Rajoy el que el pasado mes de febrero otorgó el tercer grado a Olga Sanz Martín, la presa de la banda terrorista ETA

Batet recuerda que fue Rajoy el que otorgó el tercer grado a uno de los presos trasladados a Basauri
Meritxell Batet, ministra de Política Territorial | quique garcía (efe)
Meritxell Batet, ministra de Política Territorial | quique garcía (efe)

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, recordó que fue el Gobierno de Mariano Rajoy el que el pasado mes de febrero otorgó el tercer grado a Olga Sanz Martín, la presa de la banda terrorista ETA que, junto a su pareja y también miembro de la banda Javier Moreno Ramajo, han sido trasladados desde el Centro de Inserción Social (CIS) de Villabona (Asturias) hasta el penal de Basauri (Bizkaia).
Por tanto, preguntada sobre si el acercamiento de estos dos presos de la banda terrorista es una concesión al PNV por el apoyo a la moción de censura de Pedro Sánchez, Batet respondió que “se está aplicando la ley penitenciaria”.
Batet, que fue cuestionada por este asunto en Mérida (Badajoz) con motivo de una visita al Museo Nacional de Arte Romano, reiteró que el cambio de cárcel no se debe a ninguna negociación política, sino que responde al cambio de régimen penitenciario, en tanto que desde el momento en el que se permiten las salidas correspondientes al tercer grado, “el acercamiento es automático”.
Cabe recordar que los presos de ETA Olga Sanz Martín y Javier Moreno Ramajo han sido trasladados desde el centro penitenciario de Asturias al de Basauri (Bizkaia), tras haberlo solicitado a instituciones penitenciarias ambos reclusos, arrepentidos y desvinculados del colectivo de presos de la banda, EPPK.
Sanz Martín y Moreno, exmiembros del “comando Bizkaia”, son pareja y se encontraban en tercer grado penitenciario, “cumpliendo todos los requisitos que establece la Ley”. De hecho, llegaron a pedir perdón. Instituciones Penitenciarias accedió a trasladarles al centro penitenciario de Basauri, tal como pidieron, y cumplirán en esta prisión la última parte de su condena en régimen de semilibertad, de forma que acudirán a prisión para dormir.
Sin beneficios
El presidente del PP, Pablo Casado, reiteró ayer que “no cabe ni acercamiento de presos” de ETA “ni beneficios penitenciarios a aquellos terroristas que no se han arrepentido” y que “no han colaborado en el esclarecimiento de los 300 crímenes que siguen impunes”.
Por su parte, la presidenta del PP en Bizkaia, Raquel González, aseguró que el traslado de Olga Sanz y Javier Moreno “quizá se ajusta a derecho”, pero, “desde luego, no son presos arrepentidos, ni mucho menos un ejemplo a seguir”. Por ello, consideró que las palabras del delegado del Gobierno, Jesús Loza, al respecto son “la puntilla para la vergüenza que están pasando las víctimas”. En una entrevista concedida a RNE, la dirigente del PP rechazó que existan diferentes opiniones en su partido sobre el acercamiento de presos de ETA. El PP, dijo, nunca ha “dejado entrever ninguna fisura” en la lucha contra el terrorismo ni en el apoyo a las víctimas.
El presidente y portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento andaluz, Juan Marín, manifestó que el acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco es “el precio y canon” que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “está pagando por mantener el sillón de la Moncloa”. Marín indicó que ese acercamiento de presos etarras es una “falta de respeto a las víctimas porque se están concediendo privilegios a una serie de personas que en su día cometieron una serie de asesinatos”.
Javier Esparza, presidente de UPN, afeó a PSOE y PP su “actitud de enfrentamiento”, una actitud que, a su juicio, “debilita al Estado y las víctimas del terrorismo. l