sábado 11.07.2020

Batet cree que la reforma de la Constitución es “urgente, viable y deseable”

La ministra de Política Territorial aboga por renovar la Carta Magna y convertir al “diálogo” en objetivo prioritario

La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública y secretaria de Impulso Federal del PSC, Meritxell Batet | q. garcía (efe)
La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública y secretaria de Impulso Federal del PSC, Meritxell Batet | q. garcía (efe)

La ministra de Política Territorial y Función Pública y secretaria de Impulso Federal del PSC, Meritxell Batet, consideró que para “superar la crisis institucional” y, en especial, la “territorial” que vive el Estado es necesaria una reforma de la Constitución “urgente, viable y deseable”.
“Es viable y estamos preparados para ella. Somos una democracia consolidada con la fortaleza suficiente para afrontar una reflexión profunda conjunta”, defendió Batet en la inauguración de la jornada “Reforma constitucional, federal y con derechos” celebrada en la sede del PSC de Barcelona, en el que fue su primer acto como ministra.
Batet incidió en la “necesidad de renovar el pacto territorial de España” que, afirmó, “está en crisis, no se le escapa a nadie y nadie lo puede negar”, e indicó –en alusión sobre todo a Cataluña– que “el diálogo en sí mismo se ha convertido en un objetivo político de primer orden”.
La ministra llamó a las distintas fuerzas políticas a aprovechar la Comisión de Reforma del Modelo Territorial del Congreso impulsada por los socialistas a finales del año pasado, y afirmó que la “salida” a la crisis catalana exige “confianza y lealtad entre gobiernos”.
“La política del siglo XXI necesita escuchar, dialogar y consensuar”, aseguró Batet, que subrayó que España debe superar “una situación de más de cinco años sin auténtico diálogo ni política institucional” y afirmó, en referencia de nuevo a Cataluña, que “las demandas ciudadanas no pueden agotarse en la aplicación de la ley y la Constitución, cosa que por otra parte es fundamental”.

Posibles acuerdos
Preguntada posteriormente por los periodistas sobre qué acuerdos se pueden alcanzar entre los ejecutivos catalán y estatal más allá del respeto a la legalidad, Batet se mostró abierta a retomar las 45 demandas presentadas al Gobierno por el expresidente catalán Carles Puigdemont –la número 46 era la relativa a la autodeterminación– o a estudiar leyes aprobadas por el Parlament y que han sido declaradas inconstitucionales. Sentenció, en este sentido, que “hay una infinidad de decisiones políticas que se pueden tomar”.
“El diálogo entre instituciones exige que cada gobierno, desde sus prioridades políticas, sea consciente de su obligación de reconocer, proteger e integrar las diferentes posiciones y sensibilidades de todos los ciudadanos de su comunidad política”, añadió.
Batet dijo que espera que todas las instituciones autonómicas actúen en “la línea” marcada por el Gobierno de Sánchez y que participen en los respectivos órganos de “coordinación y participación”, entre los que citó la Conferencia de Presidentes y el Consejo de Política Fiscal y Financiera.
 Además, se mostró partidaria del acercamiento a Cataluña de los políticos independentistas encarcelados aunque destacó que esta posibilidad no está en manos del Ejecutivo sino del juez instructor. “No está en manos del Ejecutivo porque no hay condena firme; al estar en prisión provisional es decisión del juez. Está bien que lo pidan y yo vería con buenos ojos el acercamiento a Catalunya, pero es decisión del juez”, aseguró en una entrevista con “El Periódico de Cataluña”.

Comentarios