jueves 22/10/20

Ayuntamientos del cambio afrontan divididos el último año de mandato

Los ayuntamientos del cambio afrontan el tiempo que queda para acabar la legislatura con incertidumbre a causa de algunos problemas internos, que van desde discrepancias puntuales entre los socios de Gobierno a la ruptura oficial que ya se produjo en varias localidades.

En Madrid, 20 ediles de Ahora Madrid se rebelaron contra Carmena | fRAN DEL OLMO
En Madrid, 20 ediles de Ahora Madrid se rebelaron contra Carmena | fRAN DEL OLMO

Los ayuntamientos del cambio afrontan el tiempo que queda para acabar la legislatura con incertidumbre a causa de algunos problemas internos, que van desde discrepancias puntuales entre los socios de Gobierno a la ruptura oficial que ya se produjo en varias localidades.

La elaboración de los presupuestos para este año fue una prueba de fuego que algunos consistorios aún no superaron, como es el caso de Madrid o Barcelona. Tal y como está la situación, los principales ayuntamientos a los que en mayo de 2015 llegaron los nuevos partidos denominados “del cambio” –Podemos y sus confluencias–, tienen por delante una larga travesía para elaborar unas candidaturas que vuelvan a conquistar las urnas en las elecciones del 9 de junio de 2019.
En Madrid, la alcaldesa Manuela Carmena pospuso el debate sobre si optará a la reelección. La candidatura ciudadana de Ahora Madrid está partida en dos desde que Carmena cesó al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, de IU, por no querer aprobar un plan para cumplir con Hacienda que incluía recortes. Nueve de los 20 ediles de Ahora Madrid se rebelaron contra Carmena y se oponen al Plan Económico Financiero, lo que paralizó la tramitación de los presupuestos de 2018. Además, rechazan el plan urbanístico para el norte de Madrid, la Operación Chamartín, y piden primarias abiertas para elegir la candidatura.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y líder de Barcelona en Comú, en la que está integrado Podemos, gobierna en minoría tras romper el pacto con el PSC a raíz de su apoyo a la aplicación del 155. Con su minoría y asediada por los grupos de la oposición, especialmente PDeCAT y ERC, Colau no pudo aprobar los presupuestos y se vio obligada a someterse, como ya hizo el año pasado, a una moción de confianza para poder llevarlos adelante. En el Ayuntamiento de la capital aragonesa, las relaciones entre el equipo de Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) y el PSOE y Chunta Aragonesista (CHA), quienes apoyaron la investidura de Pedro Santisteve, no pasan por sus mejores momentos.

El pasado miércoles ZeC decidió, valiéndose de la Ley de Capitalidad, recuperó el poder en los consejos de las sociedades municipales, una decisión calificada como “golpe a la democracia” por la oposición y que puso en riesgo la aprobación de las partidas.

Comentarios