viernes 27/11/20

Las autonomías aplican diferentes medidas en una semana con más de siete millones de confinados

La Rioja, las capitales aragonesas y Ponferrada se suman a los cierres perimetrales

Con la segunda ola más que instalada, aunque no de manera igual, las comunidades emprendieron su propia batalla al coronavirus con una batería de restricciones que, aunque no siempre son directamente proporcionales a sus cifras, buscan doblegar la curva de contagios del Covid-19.

Todo ello bajo la sombra de la aplicación de un toque de queda, que el Gobierno analizará con Madrid y otras comunidades.
Mientras, casi 7,3 millones de españoles van a quedar confinados esta semana, tras el anuncio de ayer de que se aplicarán también confinamientos perimetrales en La Rioja, las capitales aragonesas (Zaragoza, Huesca y Teruel) y Ponferrada (León).

A partir de la pasada medianoche, Navarra se convirtió en la primera comunidad autónoma que restringe la libre entrada y salida de su territorio con el objeto de frenar la expansión del Covid-19, lo que afectará a 647.500 personas, tal como anunció el lunes su presidenta, María Civite.

Hasta ahora, los confinamientos perimetrales se decretaban por municipios o por áreas de salud, y de hecho en esta comunidad hasta ahora solo había restricciones en Carcastillo (2.500 habitantes) y Cadreita (2.000).

Aragón decretó ayer el cierre perimetral de Zaragoza, Huesca y Teruel, lo que afecta a unos 800.000 aragoneses. Además. abrió la posibilidad de decretar confinamientos s en función de determinados indicadores

En La Rioja el confinamiento perimetral de toda la comunidad se aplicará desde el próximo viernes, salvo los desplazamientos para acudir al centro laboral, por cuestiones académicas, sanitarias o atender a personas dependientes, y hasta el 7 de noviembre, una medida que afecta a más de 300.000 habitantes.

También desde el viernes, los 65.000 vecinos de Ponferrada, la capital de la comarca leonesa del Bierzo, estarán confinados, por lo que las medidas afectarán a las tres principales ciudades leonesas, ya que lo están León y San Andrés de Rabanedo, el 47,6 % de los habitantes de la provincia.

A estos territorios se suman otros ya confinados en las distintas comunidades, como en Extremadura, donde se mantiene el cierre de quince municipios o Madrid, con unos 4,7 millones de personas confinados.

Comentarios